jueves, 11 de noviembre de 2010

Por qué se rodó "Jesús de Nazaret": un intento de fidelidad histórica

Entre marzo y agosto de 1973 se estrenan en Estados Unidos dos filmes musicales basados lejanamente en la vida de Jesús: Jesucristo Superstar y Godspell. A pesar del subtítulo que figura en la segunda (“A Musical Based on the Gospel According to St. Matthew”), las dos se apartan de los textos evangélicos y, sobre todo, convierten la figura de Cristo en un hippie revolucionario, que predica un mensaje de paz pero que duda o reniega de su identidad divina. No son casos aislados: también en la literatura y en la teología proliferan entonces diversos intentos de humanizar a Cristo y presentarlo como un redentor social o político.

En este marco cultural, de cierta confusión postconciliar, surge en varios sectores cristianos la idea de producir una película o serie televisiva sobre Jesús: Jesús de Nazaret, dirigida por Franco Zeffirelli. Dos televisiones europeas se unen para acometer este proyecto: una marcadamente católica, la RAI italiana; otra marcadamente protestante, la BBC inglesa. Ambas coinciden en que es hora de mostrar el verdadero rostro de Jesús. Y quieren hacerlo con dos presupuestos básicos: subrayar la divinidad de Cristo y contar su historia con un respeto exquisito a los textos sagrados.

Si algo pretendían sus impulsores era demostrar que los Evangelios en sí mismos, sin añadidos ni tergiversaciones, podían atraer al gran público. No sólo contenían “potencialmente” una gran historia que hubiera que desarrollar (como en La historia más grande jamás contada), o contar de otra manera (desde el punto de vista de Judas, como en Jesucristo Superstar), o adaptar a los tiempos modernos (situarla en el moderno Manhattan, como en Godspell), sino que los Evangelios eran “el argumento” que millones de personas querían ver en la pantalla. Lo que las audiencias querían ver sobre Jesús era el relato auténtico de su vida y su mensaje. Y ese camino de la fidelidad histórica es el que recorre la película de principio a fin.

El resultado habla por sí mismo. Las salas se llenaron, y los canales televisivos obtuvieron unos ratings de audiencia que superaron todas las previsiones. Es bueno recordarlo ahora, cuando corren vientos de fantasía sobre la figura de Jesús; porque esos filmes supuestamente "históricos", por tomar aisladamente textos de la Escritura, pueden confundir a una audiencia poco formada.

El éxito de Jesús de Nazaret revela una vez más que es la verdadera historia de Jesús -y no otras propuestas que quieran inventarse- la que realmente interesa a las audiencias.

12 comentarios:

  1. Pues continuando con lo que te decía en Facebook, esta película me encanta, es la primera en la que pienso cuando se menciona a Jesucristo en el cine.
    No sabía que la intencionalidad de la película era contar el auténtico relato, sin artificios. Pues está claro que por eso su éxito, porque la historia más bonita es la real.
    Un abrazo,
    Alicia Martín

    ResponderEliminar
  2. Vi tu comentario en Facebook. Coincido contigo en que ésta es la película que más asociamos con el relato íntegro de la vida de Jesús. Y también el rostro que nos viene a la cabeza cuando pensamos en Él. Ciertamente, es un clásico de la Semana Santa.

    Gracias por tus comentarios y tu apoyo al blog.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. A mi criterio es la mejor película de Jesús. Hasta ahora ninguna la ha igualdado.
    Ojalá coloque usted mas datos sobre esta película.

    ResponderEliminar
  4. Querido Profesor:

    Muy pedagógica tu entrada de hoy, esta película es muy importante para mí y conocer más sobre ella no hace sino reafirmarme en mis ideas. Haciendo una búsqueda sobre congresos de Cine me he encotnrado este blog. No he tenido tiempo de mirarlo, pero fue ver el nombre y saber que te iba a gustar, lo capturé y seguí la búsqueda. http://biblefilms.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Queridos Manuel y Rafael:

    Gracias por vuestros comentarios. En efecto, esta película tiene un encanto especial, algo mágico que la hace diferente al resto. Sigue teniendo valor y significado a las audiencias contemporáneas.

    Y gracias, Rafael, por esa referencia de "Bible Films". Conocía esa página, y su autor me conoce a mí. A mí me enorgulleces que me citara en ese blog tan prestigioso, como en esta entrada: http://biblefilms.blogspot.com/2010/03/spanish-blog-on-jesus-films.html

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  6. Muchor mejor si se visiona con el doblaje original

    ResponderEliminar
  7. es la pelicula mas significativa en cuanto a la vida de nuestro señor jesucristo,gracias por mantenerla al aire,un clasico

    ResponderEliminar
  8. me parece que no teneis ni idea de cine ni de Jesus.La mejor pelicula es sin duda :El Evangelio segun San Mateo.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo:

    Repeto tu opinión y espero que en tus expresiones respetes las de los demás. La película de Pasolini fue importante en su momento, pero ha quedado desfasada: los largos parlamentos de Jesús, sin ritmo, sin espacio para la contemplación, han dejado de tener el encanto que el filme suscitó en elos 60. Ese es un parecer bastanbte común en los críticos.

    En todo caso, celebro que te gusten las películas sobre Jesús. Y espero que sepas valorar también las nuevas propuestas.

    Un cordial saludo,

    Alfonso.

    ResponderEliminar
  10. realmente esta pelicula marco a fuego las retinas y los corazones de todos los que creemos en el hijo de dios.ademas la imagen de robert powel como jesus es unica y su actuacion magnifica.ninguna pelicula sobre jesus podra igualarla jamas.saludos a todos

    ResponderEliminar
  11. sin duda la mejor pelicula sobre la vida de jesus.saludos

    ResponderEliminar
  12. Si bien considero la pelicula la mejor desde el punto de vista cinematografico, debo decir que no es fiel a los evangelios como dice el articulo. Basta con leerlos para darse cuenta

    ResponderEliminar