domingo, 14 de diciembre de 2014

Las 10 mejores películas sobre la Navidad

Aunque acabamos de pasar el Ecuador del Adviento, para muchos la Navidad está ya a la vuelta de la esquina. Muchas calles están adornadas, y El Corte Inglés se encarga ya de recordárnoslo.

En este contexto, dentro de poco empezará a programarse en televisión un particular género televisivo que podríamos denominar “películas navideñas”. Estas películas incorporan algunos de los valores más típicamente cristianos: el reencuentro familiar, los deseos de felicidad, la preocupación por los enfermos y los más desfavorecidos, el anhelo de retornar a la inocencia y a la infancia.

Como sugerencia para alquilar o ver en casa durante estas próximas semanas, incluyo mi personal lista de "las diez mejores películas sobre la Navidad": incluye filmes familiares, y -junto a películas clásicas- prima algunas más recientes, que puedan ser asequibles para todos y más fáciles de encontrar en los videoclubs:

1. ¡Qué bello es vivir! (1946), de Frank Capra. La víspera de Navidad, George Bailey está con el agua al cuello. Toda su vida ha renunciado a proyectos personales para ayudar a su comunidad; pero ahora el banco que ha creado para socorrer a la gente está al borde la quiebra, y Bailey va a un puente dispuesto a arrojarse al agua, pensando que todos sus esfuerzos han sido en balde. La repentina aparición de Clarence, un ángel que todavía no se ha ganado las alas, le hará ver cómo hubiera sido la vida de su familia y sus amigos si él no hubiese existido. Número uno indiscutible del género, que sigue transmitiendo esperanza y optimismo a públicos de todas las culturas.

2. La Natividad (2006), de Catherine Hardwicke. Recrea con acierto los escenarios, costumbres y utillaje de la época en que nació Cristo, pero falla en el retrato de la Virgen, que aparece siempre tímida e introvertida. Con todo, una buena preparación para vivir el sentido religioso de la Navidad.

3. Las Crónicas de Narnia (2005), de Andrew Adamson. Todo un clásico de la literatura infantil, escrito por C. S. Lewis. Durante la II Guerra Mundial, cuatro hermanos ingleses son enviados a una casa de campo para huir de los bombardeos alemanes. Un día, mientras juegan al escondite, la pequeña Lucy se esconde en un armario y de repente aparece en Narnia, un mundo fantástico que vive un invierno perpetuo. Cuando vuelva al caserón, nadie creerá su increíble aventura. Pero Narnia lanzará más mensajes a los niños, porque necesita de su inocencia para ser redimido. Y en esa misión encontrarán al majestuoso león Aslan, una respetuosa analogía del personaje de Jesucristo. Filme aún reciente que gustó a niños y adultos, y que aúna simbolismo cristiano junto a una gran aventura épica.

4. Maktub (2011), de Paco Arango. Manolo atraviesa una grave crisis en su matrimonio. Un día, cercano a la Navidad, conoce a Antonio, un chico con cáncer que tiene unas extraordinarias ganas de vivir, y eso le cambia la vida. Esta película familiar, con formato de cuento navideño, logra divertir y conmover, apelando a los buenos sentimientos. El director propone una fábula con enseñanzas sobre el sentido de la vida y la enfermedad, hablando sin complejos de la muerte, la trascendencia, el amor, la familia, la capacidad de perdonar, la fidelidad y las relaciones entre padres e hijos. Una gran opción para jóvenes y adultos.

5. De ilusión también se vive (1947), de George Seaton. Cercana la Navidad, la jefe de unos grandes almacenes contrata a un viejecito barbudo y simpático para que haga de Santa Claus. El anciano acapara pronto la atención de todos por su derroche de simpatía, y también porque afirma que es el verdadero Santa Claus. Con este planteamiento, la jefa quiere devolver a todos los ciudadanos el auténtico sentido de la Navidad, incluyendo a su escéptica hija. Cinta entrañable, nominada a los Oscar, donde se hace una dura crítica a los impulsos materialistas y consumidores que se anteponen, en estas fechas, al verdadero significado de la Navidad.

6. Family man (2000), de Brett Ratner. Entrañable fábula sobre un personaje que prefirió alcanzar el éxito en vez de casarse con la chica de sus sueños. En vísperas de Navidad, sólo y sin familia, tiene un extraño encuentro con su “Ángel de la guarda” que le hará ver lo que podría haber sido su vida con un matrimonio feliz, con hogar y con hijos.

7. La gran familia (1962), de Fernando Palacios. Un espléndido homenaje a la familia numerosa, que tiene como clímax la pérdida de uno de los hijos en la víspera de la Navidad. La mejor para el sentido familiar de estas fechas.

8. Polar Express (2005), de Robert Zemeckis. Un niño que ha perdido la ilusión de la Navidad se ve metido en un tren rumbo al Polo Norte, para conocer a Santa Claus. A través del viaje, plagado de increíbles aventuras, misterios y canciones , el protagonista viajará a un lugar mucho más escondido e importante, el de su propio corazón. Excelente película de animación en 3 D.

9. Mientras dormías (1995), de Jon Turteltaub. Una joven taquillera de metro, secretamente enamorada de uno de los pasajeros, tiene la oportunidad de salvarle la vida, aunque él queda en coma; por una confusión, todos creerán que ella es su novia. Comedia romántica por excelencia, al estilo Capra o LeoMcCarey, que trae a colación la necesidad de afecto y compañía cuando llega la Navidad.

10. Feliz Navidad (2005), de Christian Carion. Narra lo que sucedió el 24 de diciembre de 1914 en el frente de Ypres (Bélgica), durante la Primera Guerra Mundial. Se decretó una tregua para esa noche que implicaba permanecer en los puestos sin disparo alguno, pero las tropas alemanas iniciaron un villancico, y las tropas británicas respondieron con "Adeste fideles". Luego intercambiaron gritos de alegría y deseos de una feliz Navidad para todos. Al poco, hubo encuentros de unos y otros en la tierra de nadie, y allí se intercambiaron regalos y recuperaron a los caídos. Celebraron funerales con soldados de ambos bandos, llorando las pérdidas y ofreciéndose mutuamente el pésame. Una gran lección de solidaridad cristiana.

sábado, 6 de diciembre de 2014

“Exodus” y “Noé”: espectacularidad versus fidelidad

(Juan Jesús de Cózar).- Hemos hablado largamente de “Exodus” (Ridley Scott) en este blog: a propósito del diluvio de películas bíblicas que se avecinaba, del fabuloso lanzamiento del tráiler, de su marketing estratégico y de la posible fidelidad del guión a lo narrado en la Escritura. Ahora, al comienzo de su reseña crítica (ayer fue su estreno en España), es ineludible una breve comparación con “Noé(Darren Aronofsky), porque ambas películas han sido grandes superproducciones basadas en el libro del Génesis, y ambas han llegado a nuestras pantallas en 2014.

Siendo Aronosfsky un director que dota a sus filmes de imágenes poderosas, personalmente me ha impresionado mucho más la espectacularidad lograda por el director de Gladiator (2000). “Exodus” deslumbra (el 3D, en este caso, ayuda), asombra, posee un gran poder de atracción y llena los sentidos, que muchas veces no logran abarcar tanta riqueza visual y sonora. El clasicismo de “Exodus” contrasta con el look más moderno de “Noé”. Pero –adelantémoslo ya– las dos películas conmueven poco, porque la emoción (la auténtica emoción, no el sentimentalismo) es la llave que abre el corazón del espectador y le compromete en la historia.

En ambos casos, los personajes principales (Moisés y Noé) se nos presentan más como guerreros que como líderes religiosos, pero es algo bien comprensible si pensamos en la legítima finalidad de atraer a un público juvenil, interesado sobre todo en películas de héroes y aventuras. Christian Bale está inmenso, como casi siempre, y encarna a un Moisés sereno y fuerte, tierno y enérgico, aunque quizá poco sobrenatural. Esta es una de las pegas de la película. La otra –en mi opinión– es la opción elegida por el director para presentar a Dios en el filme. No conviene desvelar detalles de la trama, pero a uno le hubiera gustado que ese Dios que “hablaba con Moisés como con un amigo” (Ex 33, 11) se nos mostrara amable, misericordioso, sin atisbo de crueldad, más familiar…; obligado a castigar, sí, pero muy a su pesar, porque debía salvar al pueblo elegido –su Pueblo– del que nacería el Mesías prometido.

Como se puede adivinar fácilmente, el problema de “Exodus” está en el guión. Y eso que han intervenido hasta cuatro “plumas”: Adam Cooper, Bill Collage, Jeffrey Caine y Steven Zaillian; este último, brillante guionista de “La lista de Schindler”, “En busca de Bobby Fischer” o “Moneyball”. A pesar de que la historia está bien narrada técnicamente, carece de la profundidad necesaria y no quedan planteados los grandes temas de fondo, reduciendo buena parte de la acción al antagonismo entre Moisés y su “hermano de leche” Ramsés (un notable Joel Edgerton).

Además de Bale y de Edgerton, conviene mencionar el buen hacer –en sus breves papeles– de John Turturro (Seti) como padre de Ramsés, y de la española María Valverde (Séfora) como esposa de Moisés. Precisamente ella es la que protagoniza las escenas más íntimas y emotivas: la noche de su boda con Moisés y el reencuentro con él después del paso del Mar Rojo. Sin embargo, dos grandes actores como Ben Kinsgley (Nun) y Sigourney Weaver (Tuya) parecen convidados de piedra, porque sus apariciones resultan tan fugaces como superfluas.

Si el apartado visual es grandioso, también lo es la música de un inspirado Alberto Iglesias, que con su carácter épico y emocional acompaña oportunamente al espectador durante las dos horas y media que dura el filme.

Quizá las nuevas generaciones no conozcan la versión de la vida de Moisés que realizó Cecil B. DeMille en 1956: “Los diez mandamientos”, protagonizada por Charlton Heston y Yul Brynner. La visión de “Exodus” –que recomiendo, a pesar de sus defectos– puede ser un buen reclamo para recuperarla. Y también una ocasión para (re)leer la verdadera historia de Moisés: su encuentro con Dios en la zarza ardiente, su aceptación de las Tablas de la Ley, su incansable búsqueda de la Tierra Prometida... Una gran epopeya en la que nunca le faltó el aliento divino...

domingo, 30 de noviembre de 2014

La Navidad en el cine (los 15 momentos de la Navidad en 10 películas)

Se acerca la Navidad, tal vez el momento de la vida de Jesús más celebrado en todas las culturas; por eso, he decidido celebrarlo también en este blog con una serie que ya vio la luz aquí. Una buena ocasión para revivir las escenas del evangelio en su traslación a la pantalla.

La Navidad es un hecho trascendente. Y, sin embargo, es un pasaje muy breve de los Evangelios: apenas sale en unos 20 versículos de S. Lucas y otros tantos de S. Mateo. En comparación con el total de los 4 Evangelios (cerca de 4.000 versículos: entre los 678 de S. Marcos y los 1.151 de S. Lucas), es verdaderamente muy poco.

Parece claro que los evangelistas quisieron centrar la redacción de sus libros en la vida pública del Señor: sus discursos y enseñanzas, su atención a los enfermos, sus milagros y prodigios, y –más extensamente– su pasión, muerte y resurrección. Ciertamente, esa parte es la más importante, pues expone la doctrina cristiana y habla de un Dios Redentor, que nos da ejemplo de conducta y nos ama hasta dar la vida en el mayor de los suplicios. Pero esa imagen todopoderosa y divina de Jesús se completa maravillosamente con la imagen de un Dios Niño, que se humilla por amor nuestro y se hace hombre para darnos ejemplo de vida. No se puede decir cuál de las dos imágenes nos conmueve más, ni cuál muestra mayor afecto a la humanidad.

Lo cierto es que ese Dios inerme e indefenso, que es concebido –milagrosamente– en las entrañas de una virgen, que pasa nueve mese en el seno de su Madre, y que nace en la más absoluta pobreza, es el más vivo ejemplo de Amor y de Humildad. Y no sólo eso: también es la muestra más clara de que Jesús es hombre como nosotros, en todo igual a nosotros (concepción, gestación, nacimiento) y, por tanto, verdaderamente un Dios hecho hombre: el auténtico Mediador entre nosotros y Dios. Por eso los hombres contamos los días desde su nacimiento: paradójicamente, desde aquel en que no le dimos cobijo en nuestra posada.

El cine ha reflejado extensamente esas escenas del Nacimiento de Jesús. Cada película ha puesto el acento en una u otra secuencia, y en uno u otro aspecto: la actitud contemplativa de María, el papel decisivo de José, la audacia y generosidad de los Magos, la crueldad y arrogancia de Herodes.

Esta Navidad es una ocasión espléndida para vivir las escenas del nacimiento de Cristo a través del cine. Quizás en el entorno familiar, o tal vez en las clases de Religión o de Historia. En cualquier ámbito -y, muy especialmente, en la catequesis de la Navidad- podemos contemplar esas escenas para redescubrir todo su significado. Una espléndida oportunidad para un cine-forum navideño.  

En el listado que ofrezco a continuación, he seleccionado los filmes que mejor han reflejado cada una de las 15 escenas de la Navidad: desde las dudas de José y el empadronamiento de César Augusto, hasta el viaje a Belén, el nacimiento en la gruta y la matanza de los Inocentes. Serán secuencias breves (entre 30" y 2') y en ellas procuraré dar entrada a todo tipo de filmes: desde clásicos de los sesenta (Rey de Reyes, La historia más grande jamás contada, El Evangelio según San Mateo, e incluso Ben Hur) a películas más recientes y de diversa orientación y estructura narrativa (Jesús de Nazaret, El Mesías, María de Nazaret, El hombre que hacía milagros, La Natividad).

Los 15 pasajes de la Navidad en el cine:

0. Navidad en el Cine: 15 episodios en la gran pantalla
1. Significado de la Navidad
2. Dudas de José y anuncio del Ángel en sueños
3. Empadronamiento de César Augusto

4. Preparativos del viaje. La Virgen decide ir con José
5. Las penalidades del viaje a Belén
6. “No había sitio para ellos en la posada
7. Jesús nace en el pesebre

8. La adoración de los pastores
9. Los Magos preparan su viaje
10. La Estrella guía a los Magos hacia Belén
11. Los Magos en Jerusalén. Entrevista con Herodes

12. Adoración de los Magos al Niño Dios
13. ¿Cuándo llegaron los Magos a Belén?
14. El aviso en sueños a José y la matanza de los Inocentes
15. El recuerdo de Belén en la vida de la Virgen

¡Que paséis una muy feliz Navidad! Y que las buenas películas os ayuden a revivir su auténtico sentido. Agradeceré, muy especialmente, vuestros comentarios.

domingo, 23 de noviembre de 2014

La conversión de Gary Cooper: el valor de un amigo

En la historia de cada conversión, junto a la insondable intervención divina, se da también la mediación humana: un amigo, un familiar, un compañero de fatigas... que sabe orientar, sin violencia, en el momento oportuno…

Frank James Cooper nació en Montana (Estados Unidos) el 7 de mayo de 1901. Era hijo de unos inmigrantes ingleses, que poseían de un inmenso rancho. El futuro actor aprendió allí a montar a caballo, habilidad que demostraría después en numerosos westerns.

Tras cursar estudios primarios en Inglaterra, regresó a Montana y trabajó como dibujante de tiras cómicas en diversas publicaciones. Después decidió probar fortuna en el cine, y en los años veinte logró pequeños papeles en películas del Oeste, en las que ya se acreditaba como Gary Cooper. A mitad de los treinta es una de las máximas estrellas de Hollywood: rueda grandes filmes como “Adios a las armas” (1932), “Tres lanceros bengalíes” (1935) o “Beau Geste” (1939). En 1941 logra su primer Óscar por “El sargento York”, y en 1952, el segundo por “Sólo ante el peligro”.

Precisamente en esos años es cuando tiene lugar su encuentro con el Papa Pío XII. Su esposa y su hija eran católicas, y él accedió a acompañarlas cuando consiguieron ser recibidas por el Santo Padre. En el libro que escribió sobre su padre, su hija Mary recordaba aquel momento: “El entusiasmo nos embargó a todos a medida que se aproximaba la audiencia con el Papa. (…) Estábamos todos en una sala dorada del Vaticano con una veintena de invitados más. Habíamos comprado rosarios, anillos y medallas para que los bendijera Su Santidad, y papá tenía un buen puñado de esos objetos en sus manos. Cuando el Papa llegó a su lado, quiso arrodillarse para besarle la mano, y perdió un poco el equilibrio. Se le cayeron entonces todas las medallas, perlas y rosarios, que rodaron con estrépito por toda la habitación. Algunas quedaron bajo el manto del Pontífice, que supo sacar a mi padre de su monumental vergüenza con una sonrisa y un gesto de comprensión”.

A mitad de los cincuenta –sigue recordado su hija- “comenzó a pensar en su posible conversión. No hablaba mucho de ello, simplemente nos acompañaba a Misa casi todos los domingos. La excusa que daba era que deseaba oír los fantásticos sermones del padre Harold Ford”.

Este joven y celoso sacerdote correspondió al interés de Gary Cooper con una dedicación entusiasta: “No le sermoneó con el azufre y el fuego del infierno –escribe Mary en su libro- sino que supo hacerse amigo suyo. (…). Mi madre le invitó un día a merendar para que pudiera charlar con mi padre. Y, nada más entrar en la sala de armas, se ganó a mi padre manifestando un gran deseo de practicar la caza y la pesca. En los meses siguientes fue su compañero inseparable en el buceo, la caza y todo tipo de excursiones”.

Durante aquellas salidas, el padre Ford fue explicando a Gary Cooper la riqueza insondable de la Fe católica. Y, cuando ya casi estaba decidido, le dio a leer “La montaña de los siete círculos”, una autobiografía del monje Thomas Merton en el que narra su conversión. Aquello fue el empujón definitivo. El ya veterano actor se bautizó en la Iglesia católica en mayo de 1959, apadrinado por su amigo Shirley Burden, que era también converso.

A las pocas semanas de su conversión, empezaron a manifestarse los primeros síntomas del cáncer que le llevaría a la tumba. Luchó en silencio con su enfermedad, mientras rodaba sus últimas películas: “El árbol del ahorcado” (1959), “Misterio en el barco perdido” (1960) y “Sombras de sospecha” (1961). Con la salud ya deteriorada, en 1960 recibió un Óscar especial de la Academia “por su larga y extraordinaria carrera”. Durante 35 años, había intervenido en más de cien películas, la mayoría como protagonista. Murió el 13 de mayo de 1961 y fue enterrado en el cementerio católico de Santa Mónica.

En octubre de ese año, Thomas Merton escribió una carta a su hija Mary en la que le decía: “Como todo el mundo, yo también adoro las películas de Gary Cooper. Aunque sea monje, me encanta verlas. Incluso tuve la secreta esperanza de que, si algún día ‘La montaña de los siete círculos’ se llevaba a la pantalla, tu padre sería el protagonista del filme. Por muchos motivos, me hubiera gustado mucho que hiciera ese papel”.

La influencia de su conversión fue enorme en el mundo de los artistas. Ernest Hemingway, que fue un gran amigo suyo, recuerda que pocas semanas antes de la muerte del actor hablaron largo y tendido sobre el catolicismo. Al final, con la voz muy seria, Gary Cooper le dijo: “Tú sabes que tomé la decisión correcta”. Según reconoció después, Hemingway no olvidaría nunca aquella conversación. Aquel moribundo tumbado en la cama le había parecido la persona más feliz de la tierra.

domingo, 16 de noviembre de 2014

Estreno de "Thomas vive": un drama teatral sobre la honestidad y la conciencia

(JUAN JESÚS DE COZAR).- Es posible que algunos lectores recuerden un artículo publicado en este blog  el año pasado, en el que se prometía una reseña crítica de “Thomas vive”, la película que el director onubense Antonio Cuadri (Trigueros, 1960) rodó en 2013. El momento de ese post ha llegado, porque el film se preestrena el próximo 20 de noviembre en una sesión especial dentro de la 40ª edición del Festival Iberoamericano de Huelva. Un día más tarde, el 21, tendrá lugar el estreno nacional.

El Thomas de la película es, naturalmente, Santo Tomás Moro, aquel que afirmó: “Un hombre puede perder la cabeza fácilmente, y, sin embargo, no sucederle por esto ningún mal”. Un santo al que conviene recordar mucho en nuestros días, porque la palabra corrupción se ha convertido en la más gastada del DRAE, y Moro murió “incorrupto”. Conviene recordarle porque las portadas de la prensa escrita o digital nos presentan a diario comportamientos éticamente lamentables, y Moro actuó siempre con integridad. Y, sobre todo, nos conviene recordarle porque, en medio de tanta confusión moral, muchos intentan descubrir la luz de la propia conciencia, y Moro es un ejemplo actual de cómo seguir con heroica fidelidad los dictados de la conciencia.

El magnífico cartel de la película resulta revelador desde el mismo título, donde un historiado “Thomas” interacciona con un moderno “vive; y donde unos actores vestidos de época posan para una fotografía con móvil. El guión del film –de Claudio Crespo y del propio Cuadri– nos presenta las inquietudes de una compañía de teatro, mientras prepara una obra sobre los últimos días de Thomas Moro. Los ensayos se enmarcan en el Monasterio de San Isidoro del Campo de Sevilla, una auténtica joya arquitectónica.

Al ritmo sosegado de la obra teatral, se contrapone el estrés del presente (la madre con su hijo enfermo, dos amigos apunto de romper); y al dilema de Moro, las preocupaciones del hombre y la mujer actuales. “Al final –afirma Cuadri–, las tramas y los conflictos de actores y actrices de hoy en día se entremezclan con las de los personajes de la obra, en un sutil pero evidente juego de espejos”. Un juego –podríamos concluir– en el que adquieren sentido y vigencia la actitud y el sacrificio de Moro.

Aunque Cuadri ha rodado con el escaso presupuesto que le han concedido, ha sabido sacar partido a los bellos interiores, al empleo de diversas texturas y colores, y a las estupendas interpretaciones de los actores de la compañía Teatro Clásico de Sevilla, bastantes de ellos con numerosas funciones a las espaldas, y alguna que otra incursión en el cine. A Juan Motilla, por ejemplo, lo hemos podido ver recientemente en “El Niño” (Daniel Monzón, 2014).

La película rinde un intencionado –y merecido– homenaje al teatro, y la puesta en escena es fiel a este compromiso. “Pretende ser, nada más y nada menos –explica el director–, que Cine de Actores, película para amantes del teatro y de la historia, y una humilde pero profunda reivindicación de la cultura, de los valores de la integridad del ser humano en este ‘nuestro mundo después de Internet’, en plena efervescencia de redes sociales y soledades globales digitalmente compartidas, en las que quizás es más necesaria que nunca la mirada al interior de nosotros mismos”.

Sin duda, una buena elección para los amantes del cine de calidad.

domingo, 9 de noviembre de 2014

Las 50 mejores películas sobre la madre

Parece que nuestra sociedad esté valorando poco una cualidad que la mujer está desarrollando hoy más que el hombre: su capacidad de sacrificio por los demás. Esa madre que es capaz de dar su tiempo, sus energías ¡su vida! por un hijo, o por su marido, o por su familia.

Una mujer fuerte, una madre "coraje" que saca adelante una familia numerosa, o que redime al marido a base de constancia. Una madre generosa que tira de la familia y de los hijos cuando el padre ha muerto o está ausente.

Es una pena, porque esta figura es un ejemplo paradigmático de cómo la mujer, muchas veces de forma silenciosa y oculta, es el auténtico pilar de la familia y de la sociedad.

Quizás por eso me alegró descubrir hace tiempo la lista que publicó Decine21 con "las 100 mejores películas de madres fuertes y con coraje". Como suele suceder, no todas me convencen ni me parecen igualmente loables. Pero el listado es magnífico. Os lo ofrezco, con algunas adiciones y omisiones- en el orden en el que yo las pondría, por si os ayuda a seleccionar películas que podáis ver en casa, en un centro educativo o en una sesión de cine-fórum.

Como siempre, espero que me indiquéis cuáles os gustaron más, o cuáles añadiríais a este listado.

1. Mi pie izquierdo (Jim Sheridan, 1989)
2. La vida es bella (Roberto Benigni, 1997)
3. La pasión de Cristo (Mel Gibson, 2004)
4. The Blind Side (Un sueño posible) (John Lee Hancock, 2009)
5. No sin mi hija (Brian Gilbert, 1991)
6. Las uvas de la ira (John Ford, 1940)
7. La Sra. Miniver (William Wyler, 1942)
8. En un lugar del corazón (Robert Benton, 1984)
9. Madre e hijo (Aleksandr Sokurov, 1997)
10. La ganadora (Jane Anderson, 2005)

11. La habitación de Marvin (Jerry Zaks, 1996)
12. El aceite de la vida (George Miller, 1992)
13. Rocco y sus hermanos (Luchino Visconti, 1960)
14. Bellísima (Luchino Visconti, 1951)
15. Once (John Carney, 2006)
16. Sonrisas y lágrimas (Robert Wise, 1965)
17. Mahanagar (Satyajit Ray, 1963)
18. Mujercitas (Gillian Armstrong, 1994)
19 . Una familia de Tokio (Yoji Yamada, 2013)
20. El intercambio (Clint Eastwood, 2008)

21. La boda de Tuya (Wang Quanan, 2006)
22. Solas (Benito Zambrano, 1999)
23. Una mamá en apuros (Katherine Dieckmann, 2009)
24. La mujer obsesionada (Henry Hathaway, 1959)
25. London River (Rachid Bouchareb, 2009)
26. Agnes Browne (Anjelica Huston, 1999)
27. Frozen River (Courtney Hunt, 2008)
28. La decisión de Anne (Nick Cassavetes, 2009)
29. Río salvaje (1994) (Curtis Hanson, 1994)
30. Un grito en la oscuridad (Fred Schepisi, 1988)

31. Tierras de penumbra (Richard Attenborough, 1993)
32. The Visitor (Thomas McCarthy, 2007)
33. Terminator 2: El juicio final (James Cameron, 1991)
34. El león en invierno (Anthony Harvey, 1968)
35. Amerrika (Cherien Dabis, 2009)
36. Paso decisivo (Herbert Ross, 1977)
37. Madame Curie (Mervyn LeRoy, 1943)
38. Corona de lágrimas (Alejandro Galindo, 1968)
39. La jurado (Brian Gibson, 1996)
40. El orfanato (Juan Antonio Bayona, 2007)

41. Stella Dallas (King Vidor, 1937)
42. La habitación del pánico (David Fincher, 2002)
43. Eclipse total (Taylor Hackford, 1995)
44. Los otros (Alejandro Amenábar, 2001)
45. A propósito de Henry (Mike Nichols, 1991)
46. Bailar en la oscuridad (Lars von Trier, 2000)
47. Erin Brockovich (Steven Soderbergh, 2000)
48. ¡Qué bello es vivir! (Frank Capra, 1946)
49. En el estanque dorado (Mark Rydell, 1981)
50. Raíces profundas (George Stevens, 1953)

lunes, 3 de noviembre de 2014

Encontrar la libertad interior (Historia de un secuestro)

(JUAN JESÚS DE CÓZAR).- Algunos recordarán la noticia del secuestro del arquitecto mexicano Bosco Gutiérrez Cortina en agosto de 1990. Una pesadilla de 9 meses que él mismo decidió contar públicamente con todo lujo de detalles.

“En el zulo llegué a una situación infrahumana; los primeros 15 días los pasé tirado en el suelo, sin ganas, sin autoestima y sin voluntad, declaró. Pero logró rehacerse y decidió abordar su encierro forzoso desde una perspectiva distinta: “En la vida hay que tener concentración de esfuerzo y lograr un equilibrio de cuerpo, de mente y de alma. La salud mental te libra de la angustia. Para lograr la salud física, era vital el ejercicio y la alimentación, y para la salud del alma fue imprescindible volver a plantearme mi fe para creer o no creer, porque en momentos críticos la vida te compromete. Si crees en Dios, debes ser coherente, pero si no crees, dependerás entonces de tus propias fuerzas”.

Pues bien, este viernes 7 de noviembre llega a las pantallas españolas “Espacio interior”, la película mexicana que recrea minuciosamente y con gran realismo la odisea de Bosco. No resultaba fácil la empresa de filmar la reclusión de una persona en un espacio de 1,5 por 3 metros sin provocar el cansancio del espectador, pero Kai Parlange (México D.F., 1979), el director del filme, logra salvar el escollo con una variada puesta en escena, situando la cámara en todos los ángulos posibles. Además, sabe dosificar la narración con jugosos flashbacks que nos trasladan a la infancia del protagonista, a escenas domésticas con sus hijos, a recuerdos del amor de su esposa…, o utilizar el recurso de visualizar los sueños de libertad de Lázaro (nombre ficticio, porque en la película se decidió no usar el de Bosco).

La interpretación del actor mexicano Kuno Becker dando vida a Lázaro, que ocupa casi la totalidad del metraje, es digna de elogio. No sólo por su alarde físico sino porque dota a su personaje de una gama de registros a nivel psicológico, que hacen creíble tanto su sufrimiento como su afán de superación. Se nota que ha sido muy asesorado por el propio Bosco y que ha preparado a conciencia su papel.

Es un relato original en cuanto a su narrativa –afirma el director– pues la historia es contada exclusivamente desde el punto de vista del secuestrado; desde sus pensamientos, vivencias, ensoñaciones, caídas y logros (…) La lucha constante de Lázaro consiste en encontrar motivaciones y herramientas para sobrevivir y no dejarse vencer por las terribles condiciones que la vida le ha puesto delante”.

Esto lo decido yo”, se dice a sí mismo el protagonista en un momento dado de la película, y en esta frase se puede encontrar la clave de su cambio de actitud. En ese redescubrimiento de la libertad interior que toda persona posee hasta en las circunstancias más desoladoras.

El filme es –resume Parlange– “un inquietante viaje que expone la esencia del ser humano y lo que da sentido a nuestras vidas: nuestro espacio interior”. Y el propio Bosco Gutiérrez lo confirma con la siguiente consideración: “La sociedad nos mueve a interiorizar poco, no tenemos espacio para reflexionar y por tanto poco crecimiento personal, de manera que tus relaciones con los demás son atropelladas. (...) Entendí con todo mi ser que mi tesoro es mi gente y no mi trabajo o mi cuenta bancaria. En el zulo lo hubiera dado todo por abrazar un minuto a uno de mis hijos. Desde entonces valoro a la gente por lo positivo y no por sus errores”.

domingo, 26 de octubre de 2014

Las 100 mejores películas católicas

En 2004, la revista National Catholic Register and Faith & Family realizó una votación en su página web para elegir las 100 películas que mejor reflejaran “el espíritu y la vida” de la religión Católica. Se trataba de seleccionar películas que aportaran soluciones desde una perspectiva católica, con referencias claras y específicas al Catolicismo, y no meras alusiones tangenciales.

En la votación participaron más de mil expertos, que indicaron sus preferencias y su orden de prelación. Los resultados del escrutinio fueron publicados entonces. En la propia página se indica claramente que no todas las películas son para toda la familia. Las señaladas con asterisco tienen contenidos no del todo apropiados para niños y adolescentes.

La elección de los votantes prima, lógicamente, los gustos del público americano. Aún así, y a pesar de que yo hubiera elegido otra ordenación y –quizás– otras películas, ofrezco el listado pensando en que puede ser útil para una programación personal o para una selección de filmes para cine-fórum.

Como los títulos originales difieren con frecuencia de sus traducciones al español, reproduzco a continuación el listado de las 40 primeras películas con el título con que fueron estrenadas en España. En las diez primeras incluyo un enlace a una reseña crítica.

1. La pasión de Cristo (2004)*
2. Sonrisas y lágrimas (1965)
3. Un hombre para la eternidad (1966)
4. La canción de Bernadette (1943)
5. Qué bello es vivir (1946)
6. Los diez mandamientos (1956)
7. Escarlata y Negro (1983)
8. Jesús de Nazaret (1977)
9. La lista de Schindler (1993) *
10. Las campanas de Santa María (1945)

11. Thérèse: La vida de Santa Teresa de Lisieux (2004)
12. Braveheart (1995) *
13. El mensaje de Fátima (1952)
14. La Misión (1986)
15. Los lirios del valle (1963)
16. Marcelino pan y vino (1955)
17. Los miserables (1998) *
18. Un hombre tranquilo (1952)
19. Ben Hur (1959)
20. Rudy, reto a la gloria (1993) *

21. La túnica sagrada (1953)
22. Hechizo del corazón (2000) *
23. Cuando éramos soldados (2002) *
24. Becket (1964) *
25. Siguiendo mi camino (1944)
26. Romero
27. Sister Act (1992)
28. Papa Juan Pablo II (1984)
29. Jonah: a Veggie Tales Movie (2002)
30. Las sandalias del pescador (1986)

31. Retorno a Brideshead (1981)*
32. Las llaves del reino (1944)
33. La ley del silencio (1954)
34. Yo confieso (1953)
35. Forja de hombres (1938)
36. Molokai: la historia del padre Damien (1999)*
37. Quo Vadis (1951)
38. Ángeles rebeldes (1966)
39. El festín de Babbette (1987)
40. El novato (2002)*

¡Un momento! Antes de cerrar este artículo, dime por favor en dos líneas cuáles son las películas que tú eligirías: de estas 40 o de otras que recuerdes. Gracias anticipadas.

sábado, 18 de octubre de 2014

Filtran el guión de "Exodus": ¿Es fiel a la Biblia?

La campaña publicitaria de Éxodo: Dioses y Reyes se está intensificando, a mes y medio vista de su estreno internacional (Ver aquí las fechas del lanzamiento).

La 20th Century Fox, que hace dos semanas proyectó media hora del filme para algunos invitados, ha proyectado el jueves 16 de octubre una versión aún más larga (45 minutos) para los críticos cinematográficos de Nueva York y Los Angeles, y tiene previsto hacer lo mismo con los de Washington DC la semana próxima. Las imágenes pueden haber sido proyectadas también en Toronto, según noticias un tanto confusas aparecidas en el Toronto Sun.

Lo más importante es que han trascendido detalles del argumento del filme, y que el estudio ha dado a conocer nuevas imágenes, incluyendo fotos de actores que todavía no habíamos visto en los anteriores materiales de prensa. Son las fotos que aparecen en este post.

Las informaciones más detalladas sobre esas proyecciones parciales son las que han publicado io9, Coming Soon y We Got This Covered. Contrastando los retazos argumentales de una y otra fuente, cabe concluir lo siguiente:

- La adopción de Moises en la familia del Faraón Seti no se lleva a cabo por decisión de su esposa, sino de la hermana del Faraón, la princesa Bitia. Ésta adopta a su vez a la hermana de Moisés, Miriam, quien -tal como aparece en la Biblia- sugiere buscar a una nodriza para alimentarlo y trae a la madre del niño (Ex 2, 7).

- Moisés y Ramsés crecen juntos como “primos”, lo cual tiene sentido si Bitia es hermana del Faraón , y tanto ella como Seti son los hijos del anterior Faraón, que había ordenado la muerte de los hebreos recién nacidos (Ex 1,8).

- Aunque Ramsés es hijo de Seti, y aunque parece estar siempre muy cercano a Moisés (como lo estaba en el filme El príncipe de Egipto), Seti “sigue prefiriendo a Moisés (tal como sucedía en Los diez mandamientos). Esto apoya la teoría de algunos críticos de que Seti morirá en esta película mucho antes de lo que suele acontecer en la mayoría de los filmes sobre Moisés; también porque la esposa de Ramsés, Tuya (Sigourney Weaver), tiene ambiciones de poder y convence a su marido para que mate a su padre Seti (al igual que Comodus mata a su padre Marco Aurelio en Gladiador, cuando descubre que éste iba a señalar a Maximus como nuevo emperador).

- La batalla inicial con los hititas es precedida por una visita a un oráculo –posiblemente, la suma sacerdotisa egipcia- que mata un pollo, estudia su sangre, y declara que “un hombre se salvará y se convertirá en líder”. Moisés salva la vida durante la secuencia de la batalla, cumpliendo así la primera mitad de la profecía y avivando la paranoia de Ramsés en lo concerniente a la otra mitad.

- Según refiere algún crítico, se ve sonreír a un esclavo -¿Josué?- cuando Moisés azota al capataz egipcio (Ex 2, 12).

- Los espías de Ramsés oyen por casualidad una conversación entre Moisés y Nun, padre de Josué, en el que Nun (Ben Kingsley) revela a Moisés sus verdaderos orígenes. Cuando llega lo noticia a Ramsés, éste amenaza a Miriam con cortarle la mano si sigue negando que es la hermana de Moisés.

- Moisés es desterrado de Egipto, al parecer por Ramsés, tal y como sucede en Los Diez Mandamientos. No está claro si es entonces cuando Moisés decide matar al capataz egipcio, o si esa acción ha sucedido antes, como se lee en la Biblia (Ex 2,15). Precisamente la acción homicida es la que justifica en el texto sagrado que Moisés salga huyendo al desierto .

- La alta sacerdotisa de Egipto afirma que ella va a limpiar el Nilo, después de que Moisés lo convierta en sangre (Ex 7, 20), pero finalmente no puede. En el relato bíblico, por el contrario, dos magos llevan a cabo una segunda transformación del agua en sangre para mostrar que sus dioses son tan poderosos como el Dios de Moisés (Ex 7, 22).

- Según los críticos, “las plagas se visualizan larga y explícitamente”, mientras que el texto bíblico es sumamente parco en la descripción visual de esas escenas (Ex, cap. 7-12).

- Ramsés envía asesinos para matar a la familia de Moisés. Este detalle inventado, que es paralelo a un pasaje de Los Diez Mandamientos, sugiere que la idea de matar a los primogénitos de los hebreos -incluyendo al propio hijo de Moisés- mueve a Dios, en la décima y última plaga, a acabar con la vida de todos los primogénitos de los egipcios (Ex 12, 29).

- The Christian Post añade otro detalle interesante: Moisés exhorta a Ramsés a “aceptar los planes de Dios para que no muera su hijo ni Egipto sea destruido”. Todo parece indicar que en el filme Moisés intenta convertir a Ramsés a la fe de los hebreos.

Con todo esto a la vista, podemos concluir que el guión de Exodus no es una transcripción exacta de la Biblia, sino más bien una adaptación y dramatización de los hechos allí narrados. Esto no quiere decir que sea infiel al texto sagrado, pues en lo esencial se atiene a lo que leemos en la Escritura. Y toda recreación fílmica requiere siempre modificaciones para crear conflicto e interés dramático.

Con los elementos de que disponemos, sólo puede decirse que es una adaptación de los hechos, y que sigue las pautas narrativas de otros filmes bíblicos, como Los Diez MandamientosEn todo caso, es preciso un visionado de la cinta para realizar un juicio definitivo. Y para eso... habrá que esperar a su estreno, a principios de diciembre.

domingo, 12 de octubre de 2014

Jesucristo en el cine (Vídeo 6 minutos)

En Internet está disponible este breve documental (6' 30"), elaborado por la Asociación católica Aleteia: una amplia panorámica por las principales películas sobre Jesús.

Su planteamiento es muy sencillo. Desde los orígenes del Cristianismo, las artes han sido un instrumento para evangelizar. Por eso, lo que la pintura hizo durante siglos, puede hacerlo ahora la gran pantalla: podemos descubrir de nuevo a Jesucristo a través de las películas, a través del cine.

En su recorrido, se destacan algunos de los grandes filmes tratados en este blog:

- Christus (G. Antamoro, 1915). Concede gran importancia a la composición pictórica de las escenas.
- Rey de Reyes (De Mille, 1927). Primera super-producción sobre Jesús. La conversión y el amor de la Magdalena ocupan el primer plano del relato.

- Ben Hur (W. Wyler, 1959). La aparición de Jesús, al estilo puritano de la época (que temía "humanizar" la figura de Cristo), es tan solo indirecta.
- El Evangelio según San Mateo (Passolini, 1964). El filme trata de aunar la visión cristiana con la marxista. Subraya el mensaje social del cristianismo.

- Jesús de Nazaret (Zeffirelli, 1977). Su fuerza reside en el retrato de los apóstoles. Robert Powell encarna al Jesús más popular de la historia del cine.
- La pasión de Cristo (Gibson, 2004). Muestra a Jesús como "El Sirvo Doliente de Yahve". Vemos la crudeza de la Pasión y el amor infinito de Cristo.

Espero que os guste. Me encantará conocer vuestra opinión.

>

domingo, 5 de octubre de 2014

“Blanca como la nieve”: un film de amores adolescentes… ¡recomendable!

(Juan Jesús de Cózar).- Este viernes 10 de octubre se estrena una cinta fresca, sorprendente y original sobre las relaciones afectivas en la adolescencia. Como habrá adivinado el lector, la ironía del titular responde a la evidente dificultad para encontrar en la cartelera películas que planteen este tema con cierta profundidad. Desgraciadamente, buena parte de las producciones del género carecen de verdadera entidad, pues suelen estar salpicadas de trampas sentimentales y gruesas zafiedades.

Cuando llega a las pantallas una cinta que, sin ser una obra maestra, aborda con honestidad un tema tan atractivo y necesario, hay que celebrarlo. Es el caso de Blanca como la nieve, roja como la sangre, dirigida por el italiano Giacomo Campiotti, al que conocemos en nuestro país por su estupenda Prefiero el paraíso (2010).

Antes de contar de qué va, es preciso hablar de Alessandro D’Avenia (Palermo, 1977), autor de la novela en la que está basada la película. Graduado en la Universidad de la Sapienza de Roma en Literatura Clásica en el año 2000, obtuvo el doctorado en Literatura Griega en 2004. En la actualidad, D’Avenia compagina su trabajo como docente en un instituto de Milán con la escritura de novelas, artículos para la prensa y guiones para el cine. Su primer libro, Bianca come il latte, rossa come il sangue (2010), constituyó un auténtico fenómeno editorial: además de vender más de un millón de ejemplares en Italia, se tradujo de forma inmediata a 12 idiomas. Repitió éxito con la segunda novela, Cosas que nadie sabe (2011), y antes de acabar 2014 publicará la tercera: Lo que el infierno no es.

Y ahora toca hablar del film, que nos presenta a Leo (Filippo Scicchitano), estudiante de 16 años enamorado de Beatriz (Gaia Weiss). Como Dante, todo un referente en la historia. Bueno, muy “estudiante” no es: “va” al instituto, donde siempre puede contar con la ayuda de la aplicada Silvia (Aurora Ruffino), su mejor amiga. Leo tiene unas curiosas teorías sobre los colores, que aplica constantemente a su vida. Cuando descubre el secreto de Beatriz, su mundo se tambaleará, pero esa circunstancia le dará también la oportunidad de crecer, con la ayuda de un profesor (Luca Argentero).

La película aborda temas de gran calado, aunque –a nadie le extraña– no puede desarrollarlos con la hondura con que lo hace la novela: amor verdadero, pasión, enfermedad, dolor, perdón… Dios. Hay golpes de humor, emoción y también lugar para las lágrimas. El tráiler puede dar una idea del tono de la cinta. Conviene verlo  hasta el final:



Los jóvenes actores resultan muy simpáticos y se ganan al espectador, que también puede apreciar la veteranía de Luca Argentaro en su papel de profesor. Mención especial merece la banda sonora, que incluye un puñado de buenas canciones actuales y, sobre todo, el tema Se si potesse non morire del grupo Modà, tercer premio del Festival de San Remo 2013. Se puede oír la canción completa en el sugerente videoclip que se ha elaborado con cortes de la película, y que lleva más de 14 millones de visitas. Aquí lo dejo:



El estreno de Blanca como la nieve, roja como la sangre es una buena oportunidad para que muchos jóvenes vean una película hecha para ellos sin los clichés de turno; seguro que les hará pensar y, quizá, cambiar algún esquema. Pero también es un film que interesará a padres y profesores, porque ofrece sugerentes temas para ser tratados en casa o en el aula. 

Por fin, un film de adolescentes… ¡recomendable!

domingo, 28 de septiembre de 2014

Se rueda en España una nueva película bíblica: "Clavius"

Ya está en marcha la producción de una nueva película bíblica, aprovechando quizás el tirón de Noé y Exodus. La nueva cinta se titula “Clavius” y será protagonizada por Joseph Fiennes (Shakespeare in love, Lutero) y Tom Felton (Malfoy en Harry Potter).

La historia se sitúa en la Jersusalén del siglo primero, cincuenta días después de la muerte de Jesucristo. En la ciudad no se habla de otra cosa que de la resurrección de un tal Jesús de Nazaret, y alertado por ese clamor, Pilato envía a Clavius, un centurión romano agnóstico (Fiennes), para que investigue el asunto. La misión consiste en localizar el cuerpo desaparecido de Jesús y dar así fin a tales habladurías.

Sin embargo, mientras lleva a cabo su investigación con la máxima pericia, Clavius se siente cautivado y desconcertado a un tiempo: los relatos de quienes fueron testigos de las apariciones de Cristo a los discípulos y las evidencias de sucesos sobrenaturales después de la crucifixión, le sumen en una profunda inquietud. Su encuentro con los Apóstoles resultará definitivo en su acercamiento al Cristianismo.

La película se está rodando en Malta (ver foto arriba), donde el protagonista ha celebrado su 27 cumpleaños (aquí le vemos enseñando la tarta de celebración). A principios de octubre dará el salto a España, pues parte de la cinta se rodará en Almería, casi en los mismos lugares donde Ridley Scott ha rodado su “Exodus”.

Ante la expectación que despertado este nuevo casting (se requieren unos 1.500 extras), y para evitar posibles aglomeraciones, la productora ha querido dejar muy claros los perfiles que necesita: hombres de complexión delgada, con pelo largo y barba poblada, así como mujeres con largas melenas. También se seleccionarán hombres de complexión atlética -aunque no deben ser culturistas- para interpretar a las legiones romanas, y personas mayores de 50 años con el pelo y la barba canosa, o melenas sin teñir en el caso de las mujeres. Quedan descartados los cortes de pelo modernos, así como las mechas y tatuajes visibles.

La Diputación Provincial ha calculado que este rodaje puede tener un impacto económico de unos seis millones de euros. Por eso, al igual que hizo con Exodus, está colaborando en la elección de escenarios y la organización del casting.

En este sentido, desde hace semanas se preparan algunos decorados, como el castillo levantado en el parque de la Hoya, a los pies de La Alcazaba de Almería. Otras localizaciones en la provincia estarán situadas en Tabernas o Níjar.

Su director, Kevin Reynolds (Waterworld, Robin Hood: príncipe de los ladrones), afirma que la película “mezclará la épica, la historia y la acción, con un cierto sabor a Gladiator”. Habla con conocimiento de causa, pues el guión lo firman el propio Reynolds, junto con Karen Janszen y Paul Aiello.

¿Y cuándo podremos verla? Según los productores, en Pascua del 2015, dentro de seis meses. Mucho tendrán que correr. Esperemos que lleguen a tiempo…

domingo, 21 de septiembre de 2014

"El milagro de la vida": un vídeo actual, fascinante e inspirador

Hoy, cuando tantos cuestionan que el feto sea persona humana (o, al menos, que deba tener proteccción jurídica), quiero proponeros este video para vuestra reflexión personal.

Es un vídeo maravilloso, que podéis ver aquí mismo, y que me parece fascinante e inspirador. Arranca con la imagen de una chica embarazada y una inquietante pregunta: "¿Qué debería hacer?". En menos de 3 minutos da respuesta cumplida a esta pregunta.

Sí: en el momento de la concepción se ha creado un ser humano que será diferente a los demás, con un ADN que jamás ha existido ni volverá a existir. Ahí están determinados todos sus rasgos físicos: sexo, color del cabello y de los ojos, tersura y color de la piel... A los 22 días su corazón late perceptiblemente, cuando la mayoría de las mujeres aún no saben que están embarazadas... Para entonces, ya se pueden ver sus ojos y sus orejas... Y es entonces cuando empieza a chuparse el dedo. Ya muestra su preferencia por la mano izquierda o la derecha... Y aún faltan más de ocho meses para que nazca.

Es un vídeo sencillo y luminoso. Muy emotivo. Lo ha producido Real Alternatives, una asociación de Pensylvania en favor de la vida, que quiere ofrecer alternativas reales al aborto. Esta versión, ahora en idioma castellano, no puede dejar indiferente a nadie. Quien lo ve, descubre verdaderamente "el maravilloso milagro de la vida".


domingo, 14 de septiembre de 2014

Morgan Freeman en la nueva versión de "Ben-Hur"

Las últimas superproducciones bíblicas, como Noé o la aún no estrenada Éxodo: Dioses y Reyes, han sido duramente criticadas por la elección de actores blancos para todos los roles principales, o al menos para los más prominentes. Los creadores de la nueva versión de Ben-Hur parecen haber tomado buena nota de ello,y tal vez por eso se han apresurado a anunciar que el primer actor del reparto de su película es nada menos que Morgan Freeman.

Deadline informa que Freeman interpretará a "Ildarin, el hombre que adiestra al esclavo Ben-Hur para que llegue a ser el vencedor en las carreras de cuádrigas". Es de suponer que el nombre "Ildarin" es una variación de "Ilderim", el jeque árabe que en la novela apoya a Ben-Hur, le presta sus caballos y llega a ser su patrocinador en las carreras de cuádrigas. En la película de 1959, ese personaje fue interpretado por Hugh Griffith, un actor galés con un maquillaje bastante oscurecido que ganó el Oscar al mejor actor de reparto por esa actuación. En la mini-serie de 2010, fue interpretado por Art Malik, que es oriundo de Pakistán.

El mes pasado, se informó que los realizadores estaban tanteando a Tom Hiddleston para el papel de Judá Ben-Hur, aunque esta opción todavía no se ha confirmado. A parte de él y de Freeman, ningún otro actor o actriz ha sido anunciado para un posible papel.

La película será dirigida por Timur Bekmambetov (Wanted, Guardianes de la noche, Abraham Lincoln: Cazador de vampiros). Y, como han señalado los productores, esta nueva versión dedicará parte del argumento a los días de juventud de Judá Ben-Hur y Messala, antes de que el Imperio Romano tomase el control de Jerusalén y ambos rompiesen su amistad.

Lo último que ha trascendido sobre el proyecto es que los productores están buscando localizaciones en los alrededores de Roma para filmar allí la mayor parte de las escenas. También se sabe que la película será más fiel a la novela y recogerá más extensamente la relación de Judá Ben-Hur con Jesús de Nazaret. No en vano el título original del libro es Ben-Hur: A Tale of the Christ.

Como seguramente recordaréis, esa relación era ya un punto destacado en la versión de 1959 (aunque, por influencia del puritanismo, se evitó en todo momento mostrar el rostro de Jesús). La escena del primer encuentro entre los dos, camino de las galeras, es de una belleza y una fuerza difíciles de superar. Con ella os dejo.


domingo, 7 de septiembre de 2014

Vuelve el Caviezel del cine con valores: "When the Game Stands Tall"

(JUAN JESÚS DE CÓZAR).- Jim Caviezel es, sin duda, uno de los actores más honestos de Hollywood. Sin embargo, algunos pensábamos que su carrera quedaría truncada después de su comprometida –y extraordinaria– actuación en La Pasión de Cristo (Mel Gibson, 2004).

Como es sabido, la película irritó a determinados sectores, que levantaron una polvareda en la que también se vio envuelto el actor debido a sus sinceras declaraciones de apoyo al filme. La polémica favoreció la taquilla, que alcanzó una espectacular recaudación mundial: más de 600 millones de dólares, para una película que había costado 25. Pero muchos presagiaron el fin de la carrera de Caviezel.

Han transcurrido 10 años y la realidad ha desmentido esas negativas previsiones, porque desde entonces el actor ha intervenido en 11 largometrajes y en dos series de televisión: The Prisoner y la exitosa Person of Interest, estrenada en España con el título Vigilados. Se entiende que, una vez asentado el polvo, se fueron disipando los perjuicios y no le han faltado ofertas de trabajo, quizá precisamente por su personalidad ajena a excentricidades: por su normalidad, en una palabra.

James Patrick Caviezel nació el 26 de septiembre de 1968 en Mount Vernon, Washington, en el seno de una familia católica muy unida. Bien dotado para el baloncesto, soñaba con jugar algún día en la NBA, pero una lesión en el pie acabó con ese sueño. Esto motivó un cambio en su orientación profesional y optó por dedicarse a la interpretación. Después de realizar pequeños papeles, le llegó su gran oportunidad con el idealista soldado Witt en La delgada línea roja (Terrence Malick, 1998). Su actuación le valió el reconocimiento de la crítica y le aseguró la llegada de contratos para nuevas películas.

El año 2002 tomó una decisión que sorprendió al mundillo cinematográfico: por coherencia con sus convicciones religiosas –así lo declaró–, dejaría de aceptar papeles que le exigieran realizar alguna escena “de cama”. Una resolución que con seguridad alegró a su mujer Kerri, con la que se casó en 1997, y que ha mantenido con firmeza.

Viene todo esto a cuento del estreno en USA hace dos semanas de When the Game Stands Tall, una película en la que Caviezel es protagonista absoluto. La cinta, dirigida por Thomas Carter, cuenta la historia real de Bob Ladouceur, leyenda viva (tiene 59 años) del fútbol americano en los Estados Unidos.

Ladouceur, católico de nacimiento y profesor en el instituto católico De la Salle High School de Concord (California), alcanzó un sorprendente récord como entrenador de fútbol americano: acogió a un equipo que no había ganado nada desde su fundación en 1965, y con él cosechó 151 victorias seguidas entre 1992 y 2004. En total ganó 69 títulos en 12 años. Un éxito aún más insólito si se tiene en cuenta que lo esencial de su técnica fue la motivación y la integridad de sus jugadores: se pasó 13 años infundiendo en ellos una mentalidad de lucha, esfuerzo, ilusión y honestidad que generó esa racha de triunfos sin precedentes.

Ladouceur no les pedía a sus jugadores que fuesen perfectos –explicó Caviezel– pero sí les desafiaba a entregarse con un esfuerzo perfecto”. Fiel a esta filosofía, el objetivo de la película no es reflejar cómo los protagonistas consiguieron tantos éxitos, sino mostrar cómo lograron ser mejores personas gracias al trabajo de Ladouceur.

When the Game Stands Tall lleva recaudados 20 millones de dólares en USA y otros 15 fuera de ese país. Su estreno en España está previsto para el próximo 19 de septiembre y confiamos en poder publicar en su momento la oportuna reseña. Por ahora os dejamos con su poderoso y sugestivo tráiler.

viernes, 29 de agosto de 2014

Marketing estratégico de "Exodus" (Con nuevas fotos)

Tres meses antes de su estreno en Argentina, México y España (los días 4 y 5 de diciembre), la campaña publicitaria de Éxodo: Dioses y Reyes, de Ridley Scott, continúa in crescendo.

El ejemplo más reciente es una entrevista "exclusiva" con el director del filme en Yahoo! Australia, junto a nuevas fotografías del rodaje. Esas fotos parecen escogidas para desmontar la acusación de “racismo étnico”, pues todas resaltan a actores del Medio y Lejano Oriente, o de algún país latino.

En el comienzo de este post vemos a Ramses II (Joel Edgerton) y a su esposa Nefertari, interpretada por la actriz iraní Goldshifteh Farahani. A la derecha de estas líneas, Ramsés II con su oficial militar, el Comandante Khyan, al que da vida Dar Salim, un actor danés nacido en Irak.

Abajo vemos la boda de Moisés y Séfora, oficiada por su padre Jetro, interpretado por Kevork Mailkyan, un armenio nacido en Turquía. Pero lo más interesante es el personaje de Séfora, esposa de Moisés, interpretada por la actriz española María Valverde. Una gran aportación española: más abajo podemos ver un fabuloso primer plano de esta actriz. Finalmente, y en un tono más familiar, vemos a Moisés hablando con Nun, interpretado por el conocido actor Ben Kingsley.

A las fotos que muestran la diversidad étnica de sus actores, el Departamento de Marketing ha unido una entrevista con Ridley Scott que ha sido muy preparada (una acción de marketing estratégico o "marketing de atracción"). En ella, el director insiste en "la experiencia" (más que el beneficio) que la película ha supuesto en su vida, y en cómo ésta le ha ayudado a comprender la historia del pueblo judío. Sin embargo, comete algunas imprecisiones históricas. Afirma que le sorprendió descubrir lo cercanos que estuvieron Moisés y Ramsés durante su juventud (aunque la Biblia no dice en ningún momento que ambos crecieran juntos). Scott comenta también que la historia se desarrolla "hace 5.000 años", aunque los historiadores sitúan el reinado de Ramsés II hace unos 3.200 años.

Con respecto al argumento, ha dado ya la primera pista, aludiendo a las dudas de Moisés en la película:

- ¿Cómo fue la experiencia de hacer Éxodo?

- Fue mucho más allá de mis expectativas. Pienso que la estructura fundamental de la historia es la riqueza del contexto emocional, los retos que asume Moisés y la duda interior a la que se enfrenta, todo eso es increíble. Y Moisés sigue teniendo dudas acerca de sí mismo, y de lo que él siente y lo que no siente; de qué debe creer y qué no. Es un viaje emocional. Nunca había trabajado con Christian [Bale] antes, y él dio de sí mucho más allá de mis expectativas. Fue fantástico.

La entrevista no se refiere directamente a la controversia sobre el origen étnico de los actores, pero el director ha querido deslizar algunos comentarios para incidir en cómo se preocupó de reunir un reparto internacional:

- ¿Qué tenía en mente cuando pensó en este reparto?

- Egipto era -como es ahora- una confluencia de culturas, el resultado de ser una encrucijada geográfica entre África, Oriente Medio y Europa. Decidí que los actores principales fueran de diferentes etnias para reflejar esta diversidad de culturas: desde los iraníes a los españoles o a los árabes. Hay muchas teorías sobre el origen étnico de la población egipcia, y tuvimos un montón de discusiones sobre cómo representar mejor esa diversidad cultural.

Scott elude también la respuesta a una pregunta directa acerca de cómo las diversas religiones pueden acoger la película:

- ¿Le preocupa cómo las comunidades religiosas recibirán la película?

- Trato de ser lo más respetuoso y honesto posible, porque mi trabajo es ponerme en la posición de Moisés, un hombre que tiene fe, y contar su historia. En asociación con un actor -en este caso un actor maravilloso, Christian Bale- quiero honrar esa historia y ese hombre. Empleé un montón de tiempo en el casting de esta película y lo escogí con mucho cuidado. Y como ya he dicho, creo que nuestros actores han hecho un trabajo maravilloso.

Las espadas siguen en alto. En todo caso, está claro que la película seguirá dando que hablar en las semanas previas a su estreno.

domingo, 24 de agosto de 2014

Dos bebés hablan en el seno materno sobre cómo será su vida

En el interior de una mujer embarazada están dos hermanitos conversando. De repente, uno le pregunta  al otro:

- Esto acabará pronto... ¿Crees en la vida después del nacimiento?
- Claro que sí. Algo tiene que haber después del parto. Tal vez estemos aquí porque necesitamos prepararnos para lo que seremos más tarde.

- Bobadas, ¡no hay vida después del nacimiento! Si la hubiera, ¿cómo se supone que sería esa vida?
- No lo sé, pero ciertamente habrá más luz que aquí. Pienso que seremos más felices, que caminaremos con nuestros pies y comeremos con nuestra boca...

- ¡Eso es un absurdo! ¡Caminar con los pies! Eso es imposible. ¿¡Y comer con la boca!? Eso son fantasías. El cordón umbilical es lo que nos alimenta: sólo existe lo que puedo ver y tocar. La vida después del nacimiento es un cuento para niños. El cordón umbilical no nos dejará libres. ¡Nunca!
- En verdad, creo que habrá algo después de esta vida tan oscura. Y sí, seremos libres porque ya no necesitaremos este cordón. Porque la vida será muy diferente a lo que estamos acostumbrados aquí dentro. Pienso que será una vida más luminosa y plena.

- Pero nadie vino del más allá, nadie volvió después del nacimiento. ¡Con el parto se acabó todo! Nuestra vida no es nada más que esta completa oscuridad. Y después, nada. ¡Eso es la existencia humana!
- Bueno, yo no sé exactamente cómo será la vida después del nacimiento. Pero no me preocupa, porque tengo la esperanza de que veremos a mamá y que ella cuidará de nosotros.

- ¿¿¿Mamá???... ¿Tú crees en mamá?... ¿¡Y dónde se supone que está ella!?
- ¿Dónde?... ¡En todo nuestro alrededor! … A través de ella vivimos. Sin ella, todo esto no existiría.

- ¡Yo no lo creo! Nunca he visto a mamá, lo que demuestra que mamá no existe.
- Bueno… es cierto que no la hemos visto nunca; pero, a veces, cuando estamos en silencio, puedo oírla cantar, o sentir cómo acaricia nuestro mundo... hasta me parece que nos habla ya en esta vida. ¿Sabes qué? Pienso que la vida real es la que nos espera, y que ahora, simplemente, nos estamos preparando para la vida que nos aguarda...

domingo, 17 de agosto de 2014

Posible protagonista para el nuevo "Ben-Hur"


Tom Hiddleston, el actor que dio vida al popular villano Loki en Los vengadores, podría protagonizar la próxima adaptación de Ben-Hur, tomando así el testigo que Charlton Heston dejó en la versión de 1959.

El remake, cuyo estreno está programado para febrero de 2016, cuenta con el director Timur Bekmambetov (Abraham Lincoln: Cazador de vampiros), quien, según informa Deadline, se ha fijado en el joven actor inglés para dar vida al mítico personaje de Judah Ben-Hur.

Uno de los puntos que pueden haber llamado la atención para la contratación del actor británico podría ser su mezcla de experiencia en el cine de acción (Los vengadores, Thor: El mundo oscuro) y en teatro clásico, un toque que buscan para el actor que protagonice la cinta. Además, ha participado con papeles secundarios en cintas muy conocidas, como War Horse, de Steven Spielberg; o  Midnight in Paris, de Woody Allen.

Aún no hay ninguna confirmación de ningún tipo, y es que Tom Hiddleston todavía tiene varios proyectos en su apretada agenda, incluyendo Me Before You, una cinta que, al igual que Ben-Hur, produce MGM.

El guión de este nuevo remake está a cargo de Keith Clarke (Camino a la libertad) y John Ridley, el ganador de un Oscar por 12 años de esclavitud. Ellos y los productores han prometido una adaptación más fiel a la novela de  Lewis Wallace, publicada en 1880, que las versiones filmadas hasta la fecha. En concerto, parece que va a reflejar con más detenimiento la relación entre Judá Ben-Hur y Jesús de Nazaret.

Ben-Hur ha conocido cuatro versiones. La primera, de 1907, duraba 15 minutos y se centraba en las carreras de cuádrigas, pero se rodó sin permiso de los herederos de Wallace (muerto dos años antes), y la productora tuvo que indemnizarles con una fuerte suma.

Para la segunda (1925: ver cartel a la izquierda), dirigida por Fred Niblo e interpretada por Ramón Novarro, la MGM adquirió los derechos por un millón de dólares, y eso le permitió hacer más versiones en el futuro; se gastó 7 millones de dólares en el filme. La tercera (1959), también de la MGM, fue dirigida por William Wyler (quien fue un joven ayudante de dirección en la versión muda de 1925) y protagonizada por Charlton Heston; fue un cinta mítica, mil veces repuesta en los cines y en televisión, que obtuvo taquillas millonarias y también multitud de premios, entre ellos 11 Óscars. Finalmente, en 2010 la MGM rodó una miniserie, con Steve Shill como director y Joseph Morgan en el papel principal, que reorientaba la historia hacia el tema de la venganza.

Por el contrario, los productores del actual proyecto han prometido una mayor presencia de la figura de Jesús. No en vano, el título completo es Ben-Hur: A Tale of the Christ;  libro que, por cierto, fue el primer best-seller de la historia, y durante decenios el más vendido hasta Lo que el viento se llevó.

Os dejo con los tráilers de las versiones anteriores.

Película Ben-Hur (1959), ganadora de once Óscars



Miniserie Ben-Hur (2010), para la ABC norteamericana



Película muda Ben-Hur (1925), que costó 7 millones de dólares