lunes, 31 de diciembre de 2012

Cuento de Navidad: Los Reyes Magos son verdad

Apenas su padre se había sentado al llegar a casa, cuando su hija le dijo:
- ¿Papa?
- Sí, hija, cuéntame
- Oye, quiero... que me digas la verdad
- Claro, hija. Siempre te la digo.
- Es que... -titubeó Blanca
- Dime, hija, dime.
- Papá, ¿existen los Reyes Magos?

El padre de Blanca se quedó mudo, miró a su mujer, intentando descubrir el origen de aquella pregunta, pero sólo pudo ver un rostro tan sorprendido como el suyo que le miraba igualmente.

- Las niñas dicen que son los padres. ¿Es verdad? La nueva pregunta de Blanca le obligó a volver la mirada hacia la niña y tragando saliva le dijo:
- ¿Y tú qué crees, hija?
- Yo no se, papá: que sí y que no. Por un lado me parece que sí que existen porque tú no me engañas; pero, como las niñas dicen eso...
- Mira, hija, efectivamente son los padres los que ponen los regalos pero...
- ¿Entonces es verdad? -cortó la niña con los ojos humedecidos-. ¡Me habéis engañado!
- No, mira, nunca te hemos engañado porque los Reyes Magos sí que existen -respondió el padre cogiendo con sus dos manos la cara de Blanca .
- Entonces no lo entiendo. papá.
- Siéntate, Blanquita, y escucha esta historia que te voy a contar porque ya ha llegado la hora de que puedas comprenderla -dijo el padre, mientras señalaba con la mano el asiento a su lado.

Blanca se sentó entre sus padres ansiosa de escuchar cualquier cosa que le sacase de su duda, y su padre se dispuso a narrar lo que para él debió de ser la verdadera historia de los Reyes Magos:

- Cuando el Niño Jesus nació, tres Reyes que venían de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al Portal para adorarle. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto, y el Niño se puso tan contento y parecía tan feliz que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo:
- ¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían.
- ¡Oh, sí! -exclamó Gaspar-. Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo.

Baltasar, el tercero de los Reyes, que estaba escuchando a sus dos compañeros con cara de alegría, comentó:
- Es verdad que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya somos ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos los niños. Pero sería tan bonito.

Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo. Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy atento, sonrió y la voz de Dios se escuchó en el Portal:
- Sois muy buenos, queridos Reyes Magos, y os agradezco vuestros regalos. Voy a ayudaros a realizar vuestro hermoso deseo. Decidme: ¿qué necesitáis para poder llevar regalos a todos los niños?
- ¡Oh, Señor! -dijeron los tres Reyes postrándose de rodillas. Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos, pero. no podemos tener tantos pajes., no existen tantos.
- No os preocupéis por eso -dijo Dios-. Yo os voy a dar, no uno sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.
- ¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible? -dijeron a la vez los tres Reyes Magos con cara de sorpresa y admiración.

Dios preguntó entonces: - Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría tener deben querer mucho a los niños?
- Sí, claro, eso es fundamental - asistieron los tres Reyes.
- Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?
- Sí, sí. Eso es lo que exigiríamos a un paje -respondieron cada vez más entusiasmados los tres.
- Pues decidme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres?
Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que Dios estaba planeando, cuando la voz de nuevo se volvió a oír:
- Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes Magos de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, YO, ordeno que en Navidad, conmemorando estos momentos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte regalen a sus hijos los regalos que deseen. También ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender esto, los padres les contarán esta historia y a partir de entonces, en todas las Navidades, los niños harán también regalos a sus padres en prueba de cariño. Y, alrededor del Belén, recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices.

Cuando el padre de Blanca hubo terminado de contar esta historia, la niña se levantó y dando un beso a sus padres dijo: - Ahora sí que lo entiendo todo papá.. Y estoy muy contenta de saber que me queréis y que no me habéis engañado.

Y corriendo, se dirigió a su cuarto, regresando con su hucha en la mano mientras decía:
- No sé si tendré bastante para compraros algún regalo, pero para el año que viene ya guardaré más dinero.

Desde el Cielo, tres hombres barbudos, con apariencia de Reyes Magos, contemplaban la escena tremendamente satisfechos...

viernes, 28 de diciembre de 2012

Los Reyes Magos: Historia, tradición y cine

Hay unos personajes que todos sentimos muy vinculados a la Navidad –sobre todo, los niños- y de los que apenas nos hablan los Evangelios. Se trata de los Reyes Magos, cuya imagen ha sido muy elaborada por la tradición, hasta el punto de que no suelen faltar en ningún belén del mundo.

San Mateo escribe que "unos Magos llegaron de Oriente a Jerusalén preguntando: ¿Dónde está el Rey de los Judíos que ha nacido?" (Mt 2, 1-2). En esa frase sólo indica su profesión: eran Magos, estudiosos de los astros y de sus movimientos en el Cielo; y precisamente de ese oficio se valdrá Dios para atraerlos –mediante una estrella- hasta el mismo lugar donde se encuentra Jesús. Pero no afirma que sean Reyes. Es éste un añadido del pueblo, que ha supuesto –con cierta lógica- que debían ser poderosos cuando fueron recibidos por la máxima autoridad de Jerusalén, Herodes, y cuando preguntan explícitamente por "el Rey de los Judíos".

Tampoco afirma cuántos eran: "unos Magos". Podían ser dos, cuatro, seis... Pero como fueron tres sus regalos (oro, incienso y mirra), la tradición ha deducido que ese debía ser el número de los magos reunidos en Belén. Sus nombres tampoco están en la Escritura: aparecen por vez primera en un mosaico bizantino localizado en Ravena (Italia) que se fecha en torno al año 520. En él figura una leyenda sobre los tres magos que dice "+SCS BALTHASSAR +SCS MELCHIOR + SCS GASPAR"; esto es, sagratísimos -o veneradísimos- Baltasar, Melchor y Gaspar (Ver imagen de arriba).

La primera descripción de los Reyes Magos se la debemos al teólogo anglosajón Beda el Venerable (675-735): "El primero de los magos fue Melchor, un anciano de larga cabellera blanca y luenga barba; fue él quien ofreció el oro, símbolo de la realeza divina. El segundo, llamado Gaspar, joven, imberbe, de tez blanca y rosada, honró a Jesús ofreciéndole el incienso, símbolo de la divinidad. El tercero, llamado Baltasar, de tez morena (más tarde se le representaría negro) mostró su reconocimiento ofreciéndole mirra, que significaba que el Hijo del hombre debía morir."

Las representaciones cinematográficas de los Magos han seguido fielmente la iconografía popular: son tres, se comportan como reyes, vienen sobre camellos y les acompañan una cohorte de pajes y servidores. En todas las películas se les retrata así, y ahí termina también toda su intervención en la historia, aunque hay tres filmes que han añadido algo más para completar el relato. En Ben Hur (1959), tal como aparece también en la novela, Melchor profetiza los padecimientos de Jesús y establece así un paralelismo simbólico con los dolores que aguardan al aristócrata judío. En La Natividad (2006) se incluyen al principio algunas escenas de los Magos en su trabajo como astrónomos: su observación del firmamento, el descubrimiento de la estrella, y –tras la consulta de algunos legajos- la conexión de este fenómeno con las profecías mesiánicas. Finalmente, en Jesús de Nazaret (1977) vemos cómo los Magos se van juntando por el camino y cómo dialogan acerca de su actitud frente a Herodes. También ayudan a descubrir el sentido espiritual de lo que está pasando. Así, cuando Baltasar contempla al Niño, comenta a José y a María: “Al venir aquí, creí que nos equivocábamos, pero ahora veo que es muy justo; y, por si esto fuera poco, Gaspar añade: “No en la gloria, sino en la humildad”.

Hay un punto en el que la representación de los Magos diverge de unos filmes a otros, y es el de su presencia junto a los pastores en la gruta de Belén. Ya hemos comentado en otro post que esa reunión es poco probable. Ha cristalizado en el imaginario de la Navidad por una necesidad “escénica”: una pintura o una representación de la Navidad resultan mucho más completas e interesantes si se resumen en una sola escena todos los personajes implicados; así la noche del Nacimiento aparece como más “grandiosa”. Pero los teólogos suponen que ambos hechos estuvieron separados en el tiempo. Por una parte, los Magos debieron tardar algunos meses en llegar a Jerusalén desde el lejano Oriente. Por otra, Herodes manda degollar no a los recién nacidos, sino a todos los varones menores de dos años: esto hace suponer que el Nacimiento del que le hablan debió haber ocurrido un año antes.

Curiosamente, las primeras películas sobre Jesús sí muestran esa separación temporal. Vida y pasión de Jesucristo (1907), de Zecca, y Del pesebre a la Cruz (1912), de Sidney Olcott, muestran primero la llegada de los pastores a la cueva y, más tarde, la aparición de los Magos en la casa de José y María, un lugar mucho más acogedor que el portal.

Sin embargo, será en los años sesenta cuando ambas escenas se solapen en el tiempo. Rey de reyes (1961) muestra una ciudad de Belén corrompida por los romanos y ahí sitúa a un posadero egoísta y nervioso, que rechaza sin miramientos a la joven pareja. Cuando, poco después, los Magos llegan a la ciudad de David –“venían de Persia, Mesopotamia y Etiopía”, nos dice la voz en off- aparecen en el establo sin diálogo previo con Herodes, y allí ya están presentes los pastores. De igual modo, aunque desde otra perspectiva, La historia más grande jamás contada (1965) sigue el relato de los Magos, describe minuciosamente el careo con el tetrarca y nos lleva con ellos hasta el portal, donde ya los pastores han ofrecido sus cántaros y ovejas. En esta misma línea se situará también el relato de La Natividad, cuyo guión tiene necesariamente que unir ambas escenas para solemnizar así el momento cumbre de la cinta: el nacimiento de Cristo en la gruta de Belén.

Por el contrario, otras películas han reflejado la separación en el tiempo de una y otra adoración al Niño: la de los pastores y la de los Magos. Jesús de Nazaret es un claro ejemplo, con una distinción de secuencias que afecta también a la puesta en escena: solemne y lenta en el Nacimiento, con los pastores llegando por la noche hasta la gruta; sobria y natural en la epifanía, con los Reyes llegando por el día hasta la casa. Como vemos en el fotograma, el Niño tiene alrededor de un año, la Virgen está de pie y en plena faena, y la casa evidencia el trabajo de José para hacerla más confortable.

De todo esto celebraremos su fiesta el próximo día 6. ¡Felicidades a todos por la Solemnidad de la Epifanía!

domingo, 23 de diciembre de 2012

Jesús nace en Belén: Cómo el cine ha reflejado esa escena

Mañana celebramos el nacimiento de Jesús. Dios que nace en una cueva, en un pesebre. Cada película ha reflejado esta escena –y la que le precede: la llegada a la gruta de Belén– con un tono y un ritmo muy diferente, según el sentido que ha pretendido cada director.

En La Natividad (2006), Catherine Hardwick ha filmado la llegada al establo de Belén con un ritmo creciente. La Virgen siente que llega su hora, y José acelera el paso con nerviosismo. Llegamos. Belén está ante nuestros ojos. Pero Belén no es aquí ese tumulto de forasteros, amontonados por las calles, que hemos visto en otros filmes; aquí es un conjunto de casas pequeñas y sin calor: frías, solitarias, un tanto inhóspitas. Ninguna de ellas abre sus puertas a las llamadas de José: es la frialdad en persona la que recibe indiferente la llegada del Mesías.

Mientras tanto, la Virgen está ya a punto de dar a luz. No sabiendo ya qué hacer, José la coge en sus brazos y sigue gritando por las calles, en busca de refugio: “¡Por favor, un techo donde cobijarnos!”. Sólo una persona les escucha: ni siquiera les habla, señala simplemente en una dirección en cuyo final se vislumbra un establo. Y allí deposita a la Virgen, en medio de ovejas y ganado, tras una carrera de desesperación.

En contraste con esta creciente agitación (Hardwick se ha fijado sobre todo en el dramatismo de la escena), las siguientes imágenes revelan un clima de paz, serenidad y contemplación. Una estrella en el firmamento anuncia que el Mesías ha llegado ya. Y vemos varios grupos que miran hacia el Cielo: S. Joaquín y Santa Ana, en primer lugar; y luego Simeón y su mujer.

En Jesús de Nazaret (1977), Zeffirelli desarrolla esta escena de modo muy diferente, con un ritmo más pausado. Después de que la gitana les indique el camino hacia la gruta, José y María se refugian en el establo. La siguiente escena muestra la aparición de la Estrella, que –como en casi todos los filmes– sustituye y simboliza el momento –imposible de filmar– del nacimiento de Cristo. La acción aquí se remansa: una Vida nueva aparece en el firmamento, una luz más brillante que todas las demás para iluminar un mundo a oscuras.

Lentamente, José deposita al Niño en brazos de su Madre. Y llega entonces la gitana, que había advertido que vendría al terminar su jornada de trabajo. Sí: nuevamente son los pobres y desamparados los que acogen a Cristo en su llagada a la tierra. Ella sabe bien cómo arreglárselas en esa situación, por eso da instrucciones precisas a José: “Ponlo ahí, en el pesebre, y procura que haya paja fresca para que tenga calor. Yo me ocuparé de ella”. El travelling de aproximación al rostro del Niño, acorde con la serenidad de toda la escena, es una clara invitación al espectador para que contemple en silencio ese momento.

  video

Dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre”. Así resume S. Lucas el momento más trascendental de la historia de los hombres, con una clara referencia a la actividad de María (arropa, viste y acomoda al Niño) que ha sido interpretada por los exégetas como una muestra más de que la Virgen se vio libre de los dolores del parto.

 En esta escena de La Natividad (2006), vemos que José ha preparado ya una cuna (un anacronismo que, sin embargo, casa bien con las imágenes tradicionales de nuestros belenes) y ayuda, después, a la Virgen a poner al Niño allí. La conversación amable que mantuvieron en el viaje parece reanudarse aquí: con el mismo afecto, con el mismo tono de intimidad. “¿Estás bien?”, pregunta José. Y responde María: “Ha recibido la fuerza que había pedido: fuerza de Dios… y de ti”. Su caricia en el rostro de José es correspondido con un beso en el dorso de su mano. Y esa tierna relación nos recuerda que, en la Sagrada Familia, todo estuvo presidido por el Amor.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Las diez mejores películas navideñas

Este blog ha sobrepasado los tres años y los 460 artículos. Es un buen momento para recordar algunos de los post que más interés suscitaron. Uno de los más visitados ha sido el que dediqué a las mejores películas navideñas, que reproduzco en estas fechas en que vuelve a tener sentido.

Aunque estamos en pleno Adviento, para muchos la Navidad ya está aquí. Muchas calles están adornadas, y El Corte Inglés se encarga ya de recordarnos de que se acerca la época de hacer regalos.

En este contexto, dentro de poco empezará a programarse en televisión un particular género televisivo que podríamos denominar “películas navideñas”. Estas películas incorporan algunos de los valores más típicamente cristianos: el reencuentro familiar, los deseos de felicidad, la preocupación por los enfermos y los más desfavorecidos, el anhelo de retornar a la inocencia y a la infancia.

Algunos filmes, sin embargo, han querido despojar a la Navidad de algunos de estos atributos, y la han representado amarga, decepcionante, tristona y falsa.

De las auténticas películas navideñas, "¡Qué bello es vivir!" es sin duda la más conocida: la que año tras año sigue viéndose en todos los hogares de Estados Unidos (y de muchos otros países) y la que ha permanecido en la memoria y en las preferencias del público.

Como sugerencia para alguilar en un videoclub las próximas semanas, incluyo mi personal lista de "las diez mejores películas navideñas": incluye sólo filmes familiares, y -junto a películas clásicas- prima algunas más recientes, que puedan ser asequibles para todos y más fáciles de encontrar en los videoclubs:

1. ¡Qué bello es vivir! (1946), de Frank Capra. La víspera de Navidad, George Bailey está con el agua al cuello. Toda su vida ha renunciado a proyectos personales para ayudar a su comunidad; pero ahora el banco que ha creado para socorrer a la gente está al borde la quiebra, y Bailey va a un puente dispuesto a arrojarse al agua, pensando que todos sus esfuerzos han sido en balde. La repentina aparición de Clarence, un ángel que todavía no se ha ganado las alas, le hará ver cómo hubiera sido la vida de su familia y sus amigos si él no hubiese existido. Número uno indiscutible del género, que sigue transmitiendo esperanza y optimismo a públicos de todas las culturas.

2. La Natividad (2006), de Catherine Hardwicke. Recrea con acierto los escenarios, costumbres y utillaje de la época en que nació Cristo, pero falla en el retrato de la Virgen, que aparece siempre tímida e introvertida. Con todo, una buena preparación para vivir el sentido religioso de la Navidad.

3. Las Crónicas de Narnia (2005), de Andrew Adamson. Todo un clásico de la literatura infantil, escrito por C. S. Lewis. Durante la II Guerra Mundial, cuatro hermanos ingleses son enviados a una casa de campo para huir de los bombardeos alemanes. Un día, mientras juegan al escondite, la pequeña Lucy se esconde en un armario y de repente aparece en Narnia, un mundo fantástico que vive un invierno perpetuo. Cuando vuelva al caserón, nadie creerá su increíble aventura. Pero Narnia lanzará más mensajes a los niños, porque necesita de su inocencia para ser redimido. Y en esa misión encontrarán al majestuoso león Aslan, una respetuosa analogía del personaje de Jesucristo. Filme aún reciente que gustó a niños y adultos, y que aúna simbolismo cristiano junto a una gran aventura épica.

4. Solo en casa (1990), de Chris Columbus. Clásico indiscutible del cine familiar de los noventa. Otra historia de familia numerosa, con 8 hermanos de carácter muy distinto. Aventuras, diversión y aprecio a la familia… con la pequeña conversión del “hijo desastre” gracias a la Navidad.

5. De ilusión también se vive (1947), de George Seaton. Cercana la Navidad, la jefe de unos grandes almacenes contrata a un viejecito barbudo y simpático para que haga de Santa Claus. El anciano acapara pronto la atención de todos por su derroche de simpatía, y también porque afirma que es el verdadero Santa Claus. Con este planteamiento, la jefa quiere devolver a todos los ciudadanos el auténtico sentido de la Navidad, incluyendo a su escéptica hija. Cinta entrañable, nominada a los Oscar, donde se hace una dura crítica a los impulsos materialistas y consumidores que se anteponen, en estas fechas, al verdadero significado de la Navidad.

6. Family man (2000), de Brett Ratner. Entrañable fábula sobre un personaje que prefirió alcanzar el éxito en vez de casarse con la chica de sus sueños. En vísperas de Navidad, sólo y sin familia, tiene un extraño encuentro con su “Ángel de la guarda” que le hará ver lo que podría haber sido su vida con un matrimonio feliz, con hogar y con hijos.

7. La gran familia (1962), de Fernando Palacios. Un espléndido homenaje a la familia numerosa, que tiene como clímax la pérdida de uno de los hijos en la víspera de la Navidad. La mejor para el sentido familiar de estas fechas.

8. Polar Express (2005), de Robert Zemeckis. Un niño que ha perdido la ilusión de la Navidad se ve metido en un tren rumbo al Polo Norte, para conocer a Santa Claus. A través del viaje, plagado de increíbles aventuras, misterios y canciones , el protagonista viajará a un lugar mucho más escondido e importante, el de su propio corazón. Excelente película de animación en 3 D.

9. Mientras dormías (1995), de Jon Turteltaub. Una joven taquillera de metro, secretamente enamorada de uno de los pasajeros, tiene la oportunidad de salvarle la vida, aunque él queda en coma; por una confusión, todos creerán que ella es su novia. Comedia romántica por excelencia, al estilo Capra o LeoMcCarey, que trae a colación la necesidad de afecto y compañía cuando llega la Navidad.

10. Feliz Navidad (2005), de Christian Carion. Narra lo que sucedió el 24 de diciembre de 1914 en el frente de Ypres (Bélgica), durante la Primera Guerra Mundial. Se decretó una tregua para esa noche que implicaba permanecer en los puestos sin disparo alguno, pero las tropas alemanas iniciaron un villancico, y las tropas británicas respondieron con "Adeste fideles". Luego intercambiaron gritos de alegría y deseos de una feliz Navidad para todos. Al poco, hubo encuentros de unos y otros en la tierra de nadie, y allí se intercambiaron regalos y recuperaron a los caídos. Celebraron funerales con soldados de ambos bandos, llorando las pérdidas y ofreciéndose mutuamente el pésame. Una gran lección de solidaridad cristiana.

domingo, 9 de diciembre de 2012

La Navidad en 15 escenas: Cómo el cine ha reflejado el Nacimiento de Jesús

Se acerca la Navidad, tal vez el momento de la vida de Jesús más celebrado en todas las culturas; por eso, he decidido celebrarlo con una serie que vio la luz aquí el año pasado. Son 15 grandes momentos de la Navidad a través de las películas: para revivir -en casa con la familia, en clase con los alumnos- las escenas del nacimiento de Jesús.

La Navidad es un hecho trascendente. Y, sin embargo, es un pasaje muy breve de los Evangelios: apenas sale en unos 20 versículos de S. Lucas y otros tantos de S. Mateo. En comparación con el total de los 4 Evangelios (cerca de 4.000 versículos: entre los 678 de S. Marcos y los 1.151 de S. Lucas), es verdaderamente muy poco.

Parece claro que los evangelistas quisieron centrar la redacción de sus libros en la vida pública del Señor: sus discursos y enseñanzas, su atención a los enfermos, sus milagros y prodigios, y –más extensamente– su pasión, muerte y resurrección. Ciertamente, esa parte es la más importante, pues expone la doctrina cristiana y habla de un Dios Redentor, que nos da ejemplo de conducta y nos ama hasta dar la vida en el mayor de los suplicios. Pero esa imagen todopoderosa y divina de Jesús se completa maravillosamente con la imagen de un Dios Niño, que se humilla por amor nuestro y se hace hombre para darnos ejemplo de vida. No se puede decir cuál de las dos imágenes nos conmueve más, ni cuál muestra mayor afecto a la humanidad.

Lo cierto es que ese Dios inerme e indefenso, que es concebido –milagrosamente– en las entrañas de una virgen, que pasa nueve mese en el seno de su Madre, y que nace en la más absoluta pobreza, es el más vivo ejemplo de Amor y de Humildad. Y no sólo eso: también es la muestra más clara de que Jesús es hombre como nosotros, en todo igual a nosotros (concepción, gestación, nacimiento) y, por tanto, verdaderamente un Dios hecho hombre: el auténtcio Mediador entre nosotros y Dios. Por eso los hombres contamos los días desde su nacimiento: paradójicamente, desde aquel en que no le dimos cobijo en nuestra posada.

El cine ha reflejado extensamente esas escenas del Nacimiento de Jesús. Cada película ha puesto el acento en una u otra secuencia, y en uno u otro aspecto: la actitud contemplativa de María, el papel decisivo de José, la audacia y generosidad de los Magos, la crueldad y arrogancia de Herodes.

En el listado que ofrezco a continuación, he seleccionado los filmes que mejor han reflejado cada una de las 15 escenas de la Navidad: desde las dudas de José y el empadronamiento de César Augusto, hasta el viaje a Belén, el nacimiento en la gruta y la matanza de los Inocentes. Serán secuencias breves (entre 30" y 2') y en ellas procuraré dar entrada a todo tipo de filmes: desde clásicos de los sesenta (Rey de Reyes, La historia más grande jamás contada, El Evangelio según San Mateo, e incluso Ben Hur) a películas más recientes y de diversa orientación y estructura narrativa (Jesús de Nazaret, El Mesías, María de Nazaret, El hombre que hacía milagros, La Natividad).

Los 15 pasajes de la Navidad en el cine:

0. Navidad en el Cine: 15 episodios en la gran pantalla
1. Significado simbólico de la Navidad
2. Dudas de José y anuncio del Ángel en sueños
3. Empadronamiento de César Augusto

4. Preparativos del viaje. La Virgen decide ir con José
5. Las penalidades del viaje a Belén
6. “No había sitio para ellos en la posada
7. Acogidos en una gruta. Jesús nace en el pesebre

8. La adoración de los pastores
9. Los Magos preparan su viaje
10. La Estrella guía a los Magos hacia Belén
11. Los Magos en Jerusalén. Entrevista con Herodes

12. Adoración de los Magos al Niño Dios
13. ¿Cuándo llegaron los Magos a Belén?
14. El aviso en sueños a José y la matanza de los Inocentes
15. El recuerdo de Belén en la vida de la Virgen

¡Que paséis una muy feliz Navidad! Y que las buenas películas os ayuden a revivir su auténtico sentido. Agradeceré, muy especialmente, vuestros comentarios.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Kevin James, actor católico sin complejos en Hollywood

(Religión en Libertad) Hasta el momento, la escena más célebree hilarante que ha protagonizado Kevin James en la gran pantalla es su apología del baile en Hitch (2005), donde Will Smith intentaba convencerle a duras penas de que los hombres ligan mejor siendo más comedidos en la danza. (Ver abajo la escena.)

James, muy conocido en la televisión norteamericana y uno de los cómicos con mejor proyección en el cine actual, llega ahora a las salas españolas con Peso pesado [Here comes the boom] (ver abajo tráiler). Previsto para el 7 de diciembre, parece que va a retrasarse unos días el estreno de esta película donde interpreta a un profesor dispuesto a todo -nada menos que meterse como luchador en el entorno más duro- para que en su instituto haya fondos para actividades extraescolares. Salma Hayek será quien le cure las heridas.

Kevin James, neoyorquino de 47 años, casado con la actriz Steffiana de la Cruz, con quien ha tenido tres hijos, estudió gestión deportiva en la universidad de Cortland, donde jugó de zaguero en el equipo de fútbol del campus, un puesto óptimo por su corpulencia. Descubrió su vocación como actor cómico durante una interpretación en el grupo de teatro en el que estaba, al ver lo mucho que la gente se reía con sus gracias... y hasta hoy.

Con ocasión del estreno en Estados Unidos de Peso pesado, el pasado mes de octubre, concedió una entrevista a Catholic News Service donde habló de sus convicciones católicas: "Estoy comprometido con mi fe, y eso se convierte en una posición difícil. Porque tienes una plataforma y no quieres hacer nada en ella que no dé gloria a Dios en todas las formas posibles", explicó.

"No puedo interpretar a un sacerdote en todas las películas, pero sí quiero que den un mensaje positivo, y quiero poder sentarme a verlas con mis hijos": por esa razón a Kevin le gusta retocar e intervenir en los guiones. En Peso pesado, por ejemplo, es la capacidad de sacrificio por los demás lo que resalta en su papel como el profesor Voss.

James no tuvo un camino de Damasco: "Nací y crecí católico, siempre he amado mi fe y aprendo cada vez más sobre ella continuamente. Es algo que va contigo en cada cosa que hagas o en cada parte de tu vida que asumas". Pero sí se reprocha a sí mismo otra cosa: "Me siento muy culpable, mucho, de no haber conocido lo bastante mi fe, de haber rezado sólo cuando lo necesitaba si me pasaba algo malo en la vida y de no haber sido agradecido cuando las cosas se arreglaban".

El baile de Kevin James



Trailer de "Peso pesado"

domingo, 2 de diciembre de 2012

Concurso de vídeos navideños para explicar el auténtico sentido de la Navidad

Hadock Creativos acaba de anunciar la convocatoria de PlayXtmas, el I Certamen de vídeos de temática navideña. ¿Su objetivo? Explicar "el auténtico sentido de la Navidad".

Para algunos, la Navidad es pasar un tiempo en familia, o poner luces en casa, o comprar regalos. "El verdadero sentido no es éste -explica Nacho Núñez, socio fundador de Hadock y uno de los responsables del concurso-, sino que va más allá. Debe provocar una conversión del corazón en cada persona, que es donde Cristo quiere nacer en nuestros días, y muchas veces no hay posada para Él, porque el corazón está lleno de cosas materiales".

Como se lee en su página web, PlayXtmas "nace porque creemos que la Navidad pasa por un cambio personal interior, por tener ganas de cambiar el mundo, por ayudar a los que más lo necesitan empezando por los que están más cerca, por una juventud comprometida".

Pueden presentarse al certamen vídeos cortos (90 segundos) "que reflejen de forma breve y concisa –como si de tweets se trataran– los distintos aspectos del auténtico sentido de la Navidad: la familia, la caridad, la generosidad, la solidaridad, la capacidad de escuchar, la sencillez, la ilusión, el compromiso, la alegría..."

En una sociedad tan materialista, asegura Nacho, "desgraciadamente, no todas las muñecas se dirigen al portal, porque hay mucha gente que confunde Navidad con consumismo. Aunque tenemos el profundo convencimiento de que en esta época de crisis, quizá por exigencias del guión, habrá muchas más muñecas de Famosa que se dirijan al portal".

El concurso, además de verdaderamente navideño, también es solidario. Por cada vídeo recibido, Hadock Creativos donará un euro a la ONG Cooperación Internacional. El dinero irá destinado a atender las necesidades de los más pobres durante estas navidades.

Frente a los reclamos consumistas que abundan en las publicidades de infinidad de comercios, esta empresa apuesta por juntar su nombre al de la Sagrada Familia, defendiendo y recuperando su presencia durante la Navidad.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Imágenes y símbolos en "La Pasión de Cristo", de Mel Gibson

A Mel Gibson le gustan los símbolos. Por eso recurre a ellos en buena parte de "La Pasión de Cristo", y casi siempre con asombrosa eficacia.

Uno de los más celebrados acontece al comienzo de la cinta, durante la oración en Getsemaní: Gibson adelanta visualmente la victoria de Cristo en el sufrimiento de la Cruz con el gesto de Jesús al aplastar la cabeza de un áspid. Es una escena decisiva, que impacta poderosamente en el espectador y hace resonar en su memoria aquel pasaje del Génesis, en el diálogo de Dios Padre con la serpiente: “Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya; tú le acecharás el talón y ella te aplastará la cabeza”.

Más delicado es el símbolo que vemos en la escena del proceso ante Pilatos, cuando una paloma remonta el vuelo ante Cristo doliente, único testigo de tan armonioso vuelo. Con ello —Gibson lo señaló en una entrevista—, el director quiso significar la cercanía del Espíritu Santo a Jesús durante toda la agonía de su Pasión.
Otra imagen muy acertada es aquella en que María, acompañada de Juan y de la Magdalena, entra en la plaza del templo y se arroja sobre el suelo, intuyendo el lugar donde se encuentra encerrado su Hijo. La cámara desciende por debajo del terrazo y muestra a Jesús, encadenado en el sótano, mientras dirige sus ojos hacia arriba, donde está la Virgen: la perfecta sintonía entre Madre e Hijo, que fue particularmente intensa durante la Pasión, es transmitida a los espectadores con toda la fuerza y la emoción de ese conmovedor simbolismo.

La película contiene también una alusión simbólica a la cena pascual judía. Se trata de la única frase en hebreo (no arameo) que se escucha en la cinta, y que vemos casi al principio, cuando un joven escapa del huerto y llega a la casa donde están la Virgen y María Magdalena. Les anuncia que se lo han llevado, y la Virgen dice: be-mah nishtanah ha-layla ha-zot mi khol ha-layelot (“¿En qué se diferencia esta noche de todas las noches?”). Se trata de una pregunta ritual que siempre se hace en hebreo, aún hoy, en los primeros momentos de la cena pascual. Situada en ese momento, como clave de interpretación para todo lo que vendrá, es también el inicio de un paralelismo que se irá desarrollando entre la pasión y la última cena: el lavatorio de los pies, la presentación del pan, la consagración del pan y del vino se entrelazan con algunos pasajes de la crucifixión. Gibson quiere recordar a la audiencia, por un lado, que en esa cena pascual se unieron el Antiguo y el Nuevo Testamento, y por otro, que en ella se anticipó sacramentalmente lo que en plenitud se realizaría poco después en la Cruz.

lunes, 19 de noviembre de 2012

La actriz Debora Caprioglio: "Me he convertido gracias al Opus Dei"

(Religión en Libertad) Debora Caprioglio, la exuberante actriz italiana que fue musa del cineasta y erotómano Tinto Brass y protagonista de más de 25 películas, telefilmes o series de televisión, acaba de manifestar públicamente su radical conversión interior. Lo hizo este sábado pasado en el diario L´Avvenire, dando a conocer circunstancias e influencias en su retorno a la práctica religiosa.

Este retorno arrancó con su matrimonio, en 2008, con el actor y director Angelo Maresca: "Éramos dos solteros convencidos... pero nos casamos por la Iglesia. Ahí empezó todo", explica Debora, que cumplió en mayo 44 años: "El amor es capaz de derribar todos los muros y hacernos empezar de nuevo. Es lo que me ha sucedido a mí".

Su vuelta a vino a través de la espiritualidad del Opus Dei: "El párroco de San Salvador en Lauro, en Roma, nos remitió a Don Antonio Pinzello, sacerdote del Opus Dei, quien nos preparó para la boda mediante un itinerario no sólo espiritual, sino también personal. No fue un fogonazo, sino una progresiva aproximación a la práctica religiosa, de la que me había alejado aun sin dejar de ser siempre católica".

Lo primero que cambió fue su orientación profesional. Dejó de ser la actriz fetiche de Brass, porque "no se puede ser famoso sólo por el físico. Dentro de cada ser humano hay mucho más. Debemos trabajar y acrecentar nuestros talentos". Fue así como empezó a trabajar algo más que su escultural figura, para mejorar retórica y dicción, y a seleccionar papeles para no aceptar "cosas discutibles".

En Debora ha cambiado además "la forma de relacionarme con Dios y con las personas. Antes sólo pedía, ahora soy capaz de agradecer cuanto he recibido y de pensar en las necesidades de los demás. La vida matrimonial completó ese recorrido, y la espiritualidad propia del Opus Dei (la santificación por el trabajo) me ha enseñado a conjugar fe y trabajo, algo que en otras etapas de mi vida consideraba totalmente separadas".

Actualmente está interpretando en RAI-1 la telenovela Questo nostro amore [Nuestro amor]. También afirma que, entre los papeles que le gustaría interpretar "podría estar, por qué no, la vida de alguna santa".

domingo, 11 de noviembre de 2012

La escena de Betania: elogio de las tareas domésticas

Betania es, de todos los lugares que menciona el Evangelio, el más entrañable para el Señor: en la casa de Marta, María y Lázaro, Jesús se sentía particularmente querido. Allí solía descansar, de vez en cuando, camino de Jerusalén. Yo tuve la suerte de estar allí, en el verano de 2009, y visité la iglesia que hoy se levanta sobre la casa que habitaron esos tres hermanos: los grandes amigos de Cristo.

También visité la tumba de Lázaro, y recordé aquella escena en que Jesús derrama lágrimas por su amigo fallecido y consuela a Marta y María, que están profundamente consternadas. Sólo en Jesús encuentran alivio para su pena.

Estuve precisamente el 29 de julio, fiesta de Santa Marta, quien –por haber acogido al Señor en su casa y haberle preparado la comida y el descanso- es hoy el gran ejemplo cristiano de hospitalidad: es la patrona de la hostelería y también de las tareas domésticas. En honor a ellas, los franciscanos que guardan ese lugar santo nos obsequiaron con un generoso desayuno. También nos dieron una estampa con una oración a Santa Marta, que me emocionó:

Oh, Santa Marta dichosa, que tantas veces tuviste el honor y la alegría de hospedar a Jesús en el seno de tu familia, de prestarle personalmente tus servicios domésticos; tú, que juntamente con tus hermanos Lázaro y María, gozaste de su divina conversación, ruega por mí y por mi familia, para que en ella se conserve siempre la paz y el mutuo amor; que todos mis hijos vivan en la observancia de la Ley de Dios, y que sólo Dios reine en nuestro hogar. Libra a mi familia de toda desgracia espiritual o temporal, y concédeme la dicha de verlos unidos, en el cariño y en la sonrisa, bajo la mirada paternal de Dios; para volver a verles reunidos en el Cielo, y no separarnos nunca jamás”.

Inmediatamente me acordé de mi madre. Recé un buen rato por ella y por todas las madres del mundo que viven para hacer de su casa un hogar acogedor y alegre. También recé por quienes realizan las tareas domésticas en mi casa. Era el mejor lugar y el mejor día para hacerlo.

La película que mejor ha reflejado la vida familiar en Betania es, sin duda, “El hombre que hacía milagros”. En esa casa somos testigos del trato afectuoso del Maestro con cada uno. Primero, tiene lugar el encuentro con Lázaro, sellado con un gran abrazo y con una dulce exclamación: “¡Marta y María! Estoy deseando verlas”. A continuación, vemos que han preparado una pequeña fiesta para recibirle y, ya de noche, ríen alegremente durante la cena: es un momento de afecto y de intimidad. De repente, Lázaro interroga a su amigo: “No lo entiendo. Cuando murió José, te legó un buen juego de herramientas, un taller y buenos contactos en las grandes ciudades…”. Jesús le ve venir e intenta zanjar la cuestión: “Lázaro, debo ocuparme de una nueva obra”. Y María, sentada a sus pies, parece intuir lo que ha dicho sólo con medias palabras: “¿A eso te refieres cuando hablas del Reino?. El Maestro la mira con ternura y le sonríe: porque ha sabido descubrir su misión redentora.

Viene entonces la famosa queja de Marta, y el dulce reproche de Jesús: “Marta, Marta, te afanas y te preocupas por muchas cosas. Una sola cosa es necesaria…”. Momento sublime, con una sabia puesta en escena y una recreación fantástica. Aquí el cine ha sabido captar la magia de un pasaje evangélico y convertirla en una imagen cargada de emoción. Por favor, me gustaría que vierais ese breve momento (1’37”) y me dejarais un comentario personal. Así sabré si también a vosotros esta escena os dice tantas cosas de sabor familiar...

video

sábado, 3 de noviembre de 2012

El mendigo que confesó a Juan Pablo II

Hace un tiempo, en el programa de televisión de la Madre Angélica en Estados Unidos (EWTN), relataron este episodio de la vida Juan Pablo II. Un sucedido realmente estremecedor.

Un sacerdote de la diócesis de Nueva York se disponía a rezar en una de las parroquias de Roma cuando, al entrar, se encontró con un mendigo. Después de observarlo durante un momento, el sacerdote se dio cuenta de que conocía a aquel hombre. Era un compañero del seminario, ordenado sacerdote el mismo día que él. Ahora mendigaba por las calles.

El cura, tras identificarse y saludarle, escuchó de labios del mendigo cómo había perdido su fe y su vocación. Quedó profundamente estremecido.

Al día siguiente el sacerdote asistió a la Misa privada del Papa y pudo saludarle al final de la celebración. Al llegar su turno le pidió que rezara por su antiguo compañero de seminario, y describió brevemente la situación al Papa.

Un día después recibió la invitación del Vaticano para cenar con el Papa, en la que solicitaba llevara consigo al mendigo de la parroquia. El sacerdote volvió a la parroquia, buscó al mendigo, le convenció para que le acompañara, le compró una sotana y le llevó a su hotel para que pudiera asearse.

El Pontífice, después de la cena, indicó al sacerdote que los dejara solos, y pidió al mendigo que escuchara su confesión. El hombre, impresionado, les respondió que ya no era sacerdote, a lo que el Papa contestó: “una vez sacerdote, sacerdote para siempre”. “Pero estoy fuera de mis facultades de presbítero”, insistió el mendigo. “Yo soy el obispo de Roma, y le otorgo las licencias para esta diócesis”, dijo el Papa.

El hombre escuchó la confesión del Santo Padre. A continuación, le pidió que escuchara su propia confesión, que se prolongó durante más de una hora, entre sollozos. Al final Juan Pablo II le preguntó en qué parroquia había estado mendigando, y le designó asistente del párroco de la misma, y encargado de la atención a los mendigos.

domingo, 28 de octubre de 2012

Renace el proyecto "Kingdom Come", con Eduardo Verastegui

En dos ocasiones he hablado en este blog del proyecto cinematográfico Kingdom Come, una película sobre la vida de Jesús, centrada en la relación de Cristo con sus Apóstoles, que iba a ser filmada en Nueva Zelanda en el año 2010. Tras un primer parón, el proyecto se retomó a finales de 2009. Se construyeron los sets, se contrataron los extras y, de repente, ... todo quedó en el aire.

Parecía que el proyecto había sucumbido. Sobre todo cuando, en enero de 2011, el Dominion Post informó de que uno de los escenarios se había derrumbado y había tenido que ser desmantelado por el  ejército. Posteriormente, en diciembre pasado, los productores incumplieron la fecha límite para pagar la deuda contraída, originalmente estimada en 5.8 millones de dólares. Como resultado, los 275 acreedores del filme aceptaron un "finiquito" global estimado en 2 millones de dólares, a repartir entre ellos.

En este mes de octubre, sin embargo, los diarios de Nueva Zelanda han informado de que la película podría estar volviendo a la vida. El Dominion Post y el Oamaru Mail han dado a conocer que la productora, South Vineyard, está comprobando la solidez de los demás escenarios. En concreto, está supervisando dos sets en North Otago: un pueblo de pescadores con puerto en el Lago Benmore, y una población del interior en Elephant Rocks, cerca de Duntroon. Si las comprobaciones dan resultados aceptables, parece que podrían fijar  un calendario próximo para la pre-producción y la producción del filme.

Esperemos que este proyecto, impulsado y protagonizado por Eduardo Verastegui (tenía asignado el papel de San Pedro), pueda mostrar –una vez más- la vigencia de la figura de Jesucristo en el cine actual.

domingo, 21 de octubre de 2012

Ben Kingsley como Herodes, en "Mary, Mother of Christ" (2013)

Tras dos años de silencio, el filme Mary Mother of Christ, del que ya hemos hablado  en este blog, vuelve a ser comidilla en Hollywood. Antes del verano se supo que la producción había conseguido nuevos recursos y que ya había contratado al director definitivo: Alister Grierson (Kokoda, El santuario). Se ha dado a conocer que la película está concebida como una precuela de La pasión de Cristo, de Mel Gibson. Ahora que la producción está sobre la marcha, se anuncia que los productores están interesados en Ben Kingsley para el rol del Rey Herodes.

Hasta el momento, el reparto incluye a la actriz israelí, Odeya Rush como la Virgen María (anteriormente se barajó a Camila Belle), a Peter O’Toole como Simeón, y a Julia Ormond en el papel de Santa Isabel, la prima de María. Parece que hay una clara apuesta por un reparto británico, pues los productores no sólo se han interesado por Kingsley, sino también por Judi Dench como la profetisa Ana y Hugh Bonneville como Satanás (inicialmente asignado al actor Jonathan Rhys Meyers).

En palabras de Mary Aloe, una de las productoras, “el filme cuenta la historia de la juventud de la Virgen, su amor a José, su inesperada maternidad y el triunfo sobre el terror sembrado por Herodes el Grande”. Como se ve, el argumento tiene notables semejanzas con el de The Nativity (2006), pero será contado desde una sensibilidad más católica. El guión es de Barbara Nicolosi y Benedict Fitzgerald (quien escribió La Pasión de Cristo para Gibson), y tendrá como secuencias principales la Anunciación y el Nacimiento de Jesús.

domingo, 14 de octubre de 2012

Se rueda un filme sobre los 51 mártires de Barbastro

Un Dios prohibido es la nueva película de Contracorriente Producciones, que se filma gracias a un acuerdo firmado el pasado mes de mayo entre los Misioneros Claretianos y la productora.

Dirigida por Pablo Moreno, narra el martirio de 51 jóvenes miembros de la comunidad Claretiana de Barbastro (Huesca) en el inicio de la guerra civil, entre el 2 y el 18 de agosto de 1936. El rodaje de esta película comenzó el pasado 26 de septiembre y se prolongará hasta el mes de noviembre de 2012. La fecha posible de su estreno es la primavera de 2013.

Se trata de una película coral, en la que participarán 54 actores, entre principales y de reparto, así como más de doscientos figurantes. Entre los actores que protagonizarán la película se encuentran Jesús Guzmán (Atraco a las tres, La muerte tenía un precio, El bueno, el feo y el malo ), Elena Furiase (El internado, El libro de las aguas, Cruzando el límite), Juan Alberto López (Arrayán, Cuéntame cómo pasó, Aquí no hay quien viva), Jacobo Muñoz (Blancanieves Boulevard, Pablo de Tarso, el último viaje), además de actores con larga trayectoria en doblaje como Juan Rueda y otros procedentes del teatro como Álex Tormo (director de la compañía Triaca), Guido Balzaretti (Los miserables) y Jerónimo Salas (Madera de Joses).

La película se rueda en Ciudad Rodrigo (Salamanca) en su mayor parte, pero también en otros lugares de la provincia. Entre los lugares de Ciudad Rodrigo que se utilizarán para el rodaje se encuentran: el seminario, la catedral, los Sitios, el Monasterio de la Caridad, la plaza del Buen Alcalde, la calle Toro y el Monasterio de Las Claras.

Un Dios prohibido es el proyecto más importante que ha sido asumido por Contracorriente Producciones, productora de Ciudad Rodrigo que ya cuenta en su haber con otras películas de temática religiosa, como: Jesús, el peregrino de la luz o Pablo de Tarso, el último viaje.

(Religión en Libertad).

jueves, 11 de octubre de 2012

Elvis cantando a la Virgen y al Rosario (la oración que Benedicto XVI propone para el Año de la Fe)

En 1971 el Rey del Rock grabó una preciosa canción titulada "Miracle of the Rosary [El milagro del Rosario]", que fue incluida en su álbum del año siguiente, Elvis now. Uno de los mejores cantantes de la historia, y actor de leyenda en varios filmes musicales, quiso dejar constancia de su amor a la Virgen María.

Hoy, 11 de octubre, da comienzo el “Año de la Fe”, para el que Benedicto XVI ha propuesto el Rosario como oración predilecta. La propia Virgen María recomendó especialmente esta plegaria en sus apariciones en Lourdes y en Fátima. En 1917 prometió a los videntes la conversión de Rusia si se rezaba el Rosario, y Juan Pablo II, que tanto promovió esta devoción mariana y que asumió como lema papal una invocación a María (“Totus Tuus”), lo contempló hecho realidad durante su pontificado: en 1989, y sin derramamiento de sangre.

Es interesante notar que el Rosario sigue inspirando a los cristianos y suscitando conversiones. Hace tres años, varios jóvenes escucharon la canción de Elvis Presley sobre el rosario ("Miracle of the Rosary"), y pensaron que si un protestante difundía con tanto afecto esta práctica, ellos, como católicos, tenían una responsabilidad mayor. Este fue el principio una serie de vídeos breves (3 minutos) para promocionar el Rosario y las vocaciones sacerdotales. Los colgaron en Internet y los titularon “May Feelings”. Aquí tienes el nº 3, en homenaje a los sacerdotes del mundo entero, y aquí el nº 4, dedicado a la relación entre Juan Pablo II y la Virgen.

Que disfrutes la canción de Elvis en honor a María.

domingo, 7 de octubre de 2012

Familia, heroísmo y trascendencia en el cine de animación: Pixar frente a Disney

(Religión en Libertad) Pixar es la expresión adaptada a los nuevos tiempos de la semilla que plantó Disney a mediados del siglo pasado. A partir de esta constatación, no es de extrañar que en las películas nacidas de ambos estudios subyazca una misma mirada del mundo y del hombre. Ambos “comparten una visión objetiva del ser humano”, lo que les aleja de concepciones relativistas como la propugnada por la ideología de género, subrayó el presidente del Círculo de Escritores Cinematográficos, Jerónimo José Martín.

Martín, que participó en la mesa redonda "Pixar versus Disney: ¿dos antropologías diferentes?", en el marco del I Congreso CEU-Signis España "La imagen del hombre en el cine contemporáneo", apuntó que, dentro de la coincidencia fundamental de planteamientos, sí existe una distancia entre Disney y Pixar en lo que respecta a la mayor claridad del segundo a la hora de abordar temas de calado moral.

La apertura a la trascendencia hay que buscarla con lupa en Disney, mientras que Pixar no tiene ningún empacho en abordar los temas relativos a la familia”. En este sentido, destacó la “falta de complejos de Pixar”, algo que se manifiesta con claridad en películas como Los Increíbles, cuyo inicio le parece un claro ataque “al individualismo que late tras la eutanasia”, o Up, que bebe de una concepción de la masculinidad, la feminidad y la familia que está en “las antípodas de la ideología de género”. La historia de amor y de fidelidad con que arranca Up, que comenté en otro post, fue definida por el conferenciante como “un tratado de antropología”.

Sin embargo, las obras del sello Pixar, pese a enfatizar los valores ya desarrollados por Disney, han obtenido aprobación generalizada, al contrario de lo que sucedía con el veterano estudio de animación, censurado por cierto público bajo la acusación de promover valores excesivamente conservadores y maniqueos, y de manipular emocionalmente a la audiencia.

Sobre las semejanzas entre Disney y Pixar abundó también la doctora de la Universidad Rey Juan Carlos Ana María Pérez-Guerrero. En los personajes de ambas productoras aparece la necesidad de aceptar aquello para lo que han sido creados”. No obstante, sí se aprecian diferencias en la presentación del “modelo heroico”. La novedad de la propuesta de Pixar al respecto es la insistencia en el “heroísmo cotidiano”.

sábado, 29 de septiembre de 2012

100 años del filme “Del pesebre a la cruz” (1912), disponible ahora en Internet

El 3 de octubre de 1912 se estrenaba el primer largometraje sobre la vida de Cristo: “From the Manger to the Cross. Tenía más de 70 minutos, cuando entonces las películas solían durar entre 5 y 12 minutos, y las más largas, entre 20 y 30. Este primer pase tuvo lugar en Londres, y poco después, el 17 de octubre, se estrenó en Estados Unidos.

Aunque le separan pocos años de la cinta francesa Vida y Pasión de Jesucristo, se nota un sensible aumento en la calidad de la producción. La guionista, Gene Gauntier, interpretó a la Virgen María y el director, Sidney Olcott, también tuvo doble cometido, pues se reservó el papel del ciego. Paradójicamente por ser un filme mudo, Olcott seleccionó a Robert Henderson-Bland para interpretar a Jesús porque le gustó la forma en que su voz sonaba por el teléfono.

Para lograr la máxima verosimilitud, el director canadiense y su equipo viajó en 1911 a Tierra Santa y rodó las principales escenas en Jerusalén y Belén. Otras localizaciones fueron Egipto y Siria. Junto al empeño de filmar en los lugares por los que anduvo Jesús, hay que destacar la conseguida recreación de los acontecimientos, que son narrados, en los intertítulos, con pasajes de los 4 Evangelios. Todo esto hace que se trate de una interesante obra, muy bien recibida en su momento.

Aquí puede verse un pequeño vídeo (3’) que refleja la odisea de un largo viaje de seis meses en busca de ambientes exóticos y de los lugares santos. (Para los más impacientes, rodaje en Jerusalén, a partir de 2' 08").



Además de rodar in situ, Olcott quiso trasladar la estética de la obra que el pintor francés James Tissot había realizado (igualmente in situ) sobre la Vida y Pasión de Jesús a finales del siglo XIX. Es impresionante ver, en paralelo, las pinturas de Tissot y los fotogramas del filme: hay una inspiración clara, mágica y sublime, que merece ser apreciada. Se recoge en este vídeo de 3 minutos .Para los más impacientes, ir directamente a 1' 18". Por cierto, imágenes envueltas en una música preciosa.



Finalmente, aquí está el famoso filme, disponible en Internet (1 h, 10', 36"). Merece la pena ver la secuencia de la consulta de Pilatos a la plebe, la flagelación y todo el Via Crucis (1 h, 00' 44"). Que lo disfrutéis.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Michael Lonsdale, premiado por 'De dioses y hombres': "No tenía ganas de vivir, pero Dios me salvó"

(Religion en Libertad) Artista magistral, actor de teatro y secundario de lujo en el cine, Michael Londsale (París, 1931) ha trabajado a las órdenes de los más grandes (Welles, Malle, Truffaut, Annaud, Spielberg...) y ha llevado a las tablas obras de gigantes como Beckett, Dürrenmatt o Duras.

Católico apasionado, el actor está fascinado por la frase de Dostoievski: “La belleza salvará al mundo”, aunque, casi cuarenta años después de su conversión –“Cristo le dio un vuelco a mi vida”, reconoce-, cree que más bien “será el amor el que salvará el mundo.

Mi día está lleno de oración, en un diálogo constante con Él”, confiesa. “Existe una intimidad, un intercambio inmediato con Dios. Pero, sobre todo, intento amar a todos aquellos que tengo cerca, porque el mensaje de Cristo pasa por el amor al prójimo. Y cada vez descubro más la gracia y la felicidad de saber que Dios está en cada persona. Lamentablemente, no siempre le abrimos nuestra puerta...”, afirma.

Él se la abrió hace más de cuarenta años: “Mis padres no eran practicantes, y yo no fui bautizado. Vivimos durante diez años en Marruecos, y fue un musulmán el que primero me habló de Dios, de una manera que realmente me impresionó. Pedí el bautismo a los 22 años, pero no fue hasta 1987 cuando realmente me encontré con el Señor".

"Yo estaba muy mal, había perdido a mis padres, a algunos de mis amigos, ya no tenía ganas de vivir. Y le pedí al Señor que me ayudara. La respuesta fue inmediata. Al día siguiente, mi padrino me llevó a conocer a un grupo de oración de la Renovación Carismática. Al entrar, quedé impresionado por los cantos, la oración y el amor que se percibía allí..."

Tras una exitosa carrera cinematográfica (Moonraker, El nombre de la rosa, Munich, Ronin, Chacal...), Lonsdale fue merecedor del premio César en 2011 al mejor actor secundario por la película De dioses y hombres, donde encarna al hermano Luc, el médico del monasterio argelino de Tibhirine donde en 1997 fueron brutalmente martirizados por grupos extremistas los siete monjes trapenses que se negaron a abandonarlo por fidelidad a la gente del lugar.

Lonsdale, sin duda uno de los actores más aclamados de su generación, reflexiona en L’amour sauvera le monde (Editions Philippe Rey, París, 2011), sobre la proximidad esencial entre el arte, el cine y la fe:

El cine es, respecto a cualquier otro ambiente, el más propicio para testimoniar la fe. Durante mucho tiempo, los actores creyentes no han admitido serlo porque muchas gentes del cine, las más apasionadas, eran de izquierdas y despreciaban la fe, considerándola un retroceso de la inteligencia. Cuando yo evocaba a Dios, se me echaban encima: “¡Deja ya de molestarme con eso!”, me increpaban. Y así, nosotros, creyentes, atemorizados, no decíamos nada.”

En el fondo, los artistas no están tan lejos de la fe: buscan la belleza, la verdad, la expresión, la emoción. Pero desempeñan un oficio lleno de tentaciones: gloria, vanidad, dinero... En mi vida no he establecido jamás una frontera entre el arte y la fe. Soy artista y creyente. (...) Creo que todos los artistas, creyentes o no, están preocupados por la idea de Dios. El arte es una transposición de la vida, que tiende a mostrar lo invisible. Esta capacidad de sentir y presentir está presente en muchos artistas".

El rodaje de De dioses y hombres ha sido una etapa muy importante en mi vida, aunque solo haya sido porque me ha permitido conocer al figura de frére Luc di Tibhirine. Él encarna mi ideal: no ocuparse más de uno mismo, dedicarse constantemente a los demás. He aquí una de las más hermosas directrices de la fe”.

sábado, 22 de septiembre de 2012

"¡Quiero salvar mi vida y la de mi hijo!": Emotivo testimonio de una madre con cáncer

Hay muchos testimonios interesantes, algunos que aportan humor y otros que muestran la autoridad de alguien para hablar sobre un tema. De tanto en tanto, podemos encontrar un testimonio redondo, emotivo y lleno de humanidad; sencillo y a la vez profundo, que aporta esperanza a nuestra vida y ofrece ternura al corazón. Éste es uno de ellos.

Beatriz, natural de Gijón, es una madre normal y corriente. Casi lo primero que le oímos decir, fue lo que se le vino a la mente cuando supo que tenía cáncer: "¡Ay, Dios mío! Yo no me puedo morir… con lo bien que cocino”.

Desde que se casó, llevaba dos años intentando tener un hijo. Y al final lo consiguió. Estaba en pleno embarazo, la más feliz de todas las madres, cuando le salió un extraño bulto en el abdomen. El diagnóstico fue claro, y el consejo de su médico, tajante: tenía que abortar. Fueron momentos de duda y vacilación, hasta que encontró un sitio donde pudo escoger: “Para mí fue muy importante que me dieran una opción: la de salvar la vida de mi hijo junto a la mía... Por lo menos, de intentarlo…

Su vida cambió por completo. “Sí es verdad que empiezas a ser madre antes de traerlo al mundo, y ese sentimiento te aflora, a veces... Y ése es el que me hacía luchar...”.

Este breve testimonio (3 minutos) es uno de los que se han publicado con motivo del 50 aniversario de la Clínica Universitaria de Navarra (1962-2012). Los demás podéis verlos en este enlace. Pero, de todos ellos, éste es el que considero más hermoso, digno de compartirlo con vosotros. Espero que os guste.

domingo, 16 de septiembre de 2012

"Érase una Fe": el testimonio de los cristianos olvidados o perseguidos

¿Es la fe la misma en la Sabana, en los montes tibetanos o en la selva del Amazonas? Esta es la pregunta que se hacen Charles y Gabriel, los protagonistas de este largometraje producido por European Dreams Factory. Con 23 y 25 años, parten en un viaje, con medios escasos, al encuentro de los cristianos del otro lado del mundo y de una Iglesia a veces “olvidada”.

Esta es, sin duda, una de las Vueltas al Mundo más inesperadas e insólitas. Dos jóvenes viajan en bicicleta durante un año por las rutas de la Fe para llegar a conocer a estos cristianos olvidados o perseguidos 2000 años después de Jesucristo. Un sólo objetivo para estos mochileros: compartir esta misma fe que une a los pueblos, que en apariencia, nada parecen tener que ver con ellos… Su ruta les conduce a Rumanía, Turquía, Siria, Irak, India, Nepal, Tibet, China, Tailandia, Senegal, Mauritania, Argelia y al Amazonas… Un viaje para arraigarse más, y un punto de partida para responder también a estas preguntas, tan importantes como complejas: ¿Qué es la Fe? ¿Es innata, universal, esencial?

El Director, Pierre Barnérias, nos cuenta

Lejos de la basílica de San Pedro en Roma y de la vieja Europa, hay una Iglesia, de la que nunca se habla. Desde el desierto de Algeria hasta la muchedumbre de la India, desde las cumbres del Tíbet a las dunas de Mauritania, desde el río Amazonas hasta las montañas iraquíes, millones de cristianos conforman un mismo cuerpo, el de la Iglesia ‘olvidada’.

Charles y Gabriel, se embarcaron en un viaje sin precedentes. En bicicleta, en canoa o a pie, fueron de campanario en campanario para encontrarse con los cristianos aislados de todo el mundo y comprender mejor la increíble realidad de una misma fe. Siempre quise hacer una película sobre las persecuciones a los cristianos, y cuando ellos me presentaron su idea, estaba realmente emocionado.

Érase una Fe es un proyecto del que estoy orgulloso. Por fin se destapa el velo sobre un tema tabú: 200 millones de cristianos en el mundo no pueden vivir libremente su fe, y parece que los medios de comunicación no siempre están muy interesados. Gabriel y Charles consiguen captar la atención de los espectadores y nos llevan a la sencillez y el humor de muy diversos países, para junto a sus gentes, podamos descubrir una Iglesia que nunca podríamos haber imaginado”.




Pases benéficos especiales

Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) y Cinemanet organizan unos pases especiales en los próximos días. La recaudación se destinará a la campaña de AIN “Con los católicos en Magreb”. Calendario de pases:

MADRID: Jueves 20 de septiembre. Cine Paz. C/Fuencarral, 125. Pases a las 17:00 y a las 20:00.
Adquisición de entradas: en oficina AIN (C/ Ferrer del Río, 14. Esquina C/ Ardemans), L-V, de 8:00 a 15:00. Entrada donativo: 10 € (6€, menores de 25 años).

SEVILLA: Jueves 20 de septiembre. Gratuito. Hora: 19:30
Lugar: Fundación Valentín de Madariaga. Avda. de Mª Luisa s/n.
Durante la semana de la exposición Cristianos Perseguidos hoy, que se inaugura el día anterior en la Fundación.

TOLEDO: Viernes 21 de septiembre, Auditorio Nuestra Señora de los Infantes. Avda. de Europa, 10. Pases a las 17:30 y a las 20:00.
Adquisición de entradas: en librería Pastoral Diocesana C/ Arco de Palacio, 1 (L-V: 10 a 14 h. y 17 a 20 h.). En oficina AIN Toledo: Parroquia San Ildefonso c/ Méjico 13 (desde 10 septiembre L-V: 10 a 13 h.) Más información: 91-725 92 12 y 648 53 94 75. Entrada donativo: 8 € (6€, menores de 25 años).

BARCELONA: Jueves 4 de octubre. C/Mercaders 32, Barcelona (Esquina Pº Francesc Cambó). Pase a las 19:30.
Adquisición de entradas: Imprescindible reservar con antelación en el 93 237 37 63 o en barcelona@ain-es.org. Entrada donativo: 10 €.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Comienza el rodaje de "Noé": primeras fotos del Arca y de los personajes

Llegan las primeras noticias del rodaje del "Noé" de Darren Aronosky. De momento, se han publicado en la web algunas fotos del set en Nueva York donde ha comenzado la grabación hace un par de semanas.

En este enlace se pueden ver imágenes de algunos actores importantes: Logan Lerman (que interpreta a Cam, hijo de Noé) y Madison Davenport (que interpreta a Na'el, la esposa de Ham), vestida con harapos y cubierta con una fina capa de polvo. Aún más interesante resulta ver lo que parecen ser soldados con lanzas y armaduras antediluvianas. Al menos, da una idea del "look" que tendrá el filme.

Por otra parte, el propio Aronofsky twitteó la semana pasada una imagen (debajo, a la derecha) del actor Mark Margolis de pie, frente a lo que parece ser ¡el escenario donde se encuentra del Arca!...

Curiosamente, Margolis, quien ha aparecido en todas las películas anteriores de Aronofsky y recientemente recibió su primera nominación al Emmy por un episodio de Breaking Bad, ha sido contratado para interpretar, según confirma la IMDb, a un personaje llamado Samyaza. En Wikipedia se afirma que Samyaza es "un ángel caído de la tradición apócrifa judía y cristiana". Parece que algunas -aunque no todas- de esas tradiciones posteriores pueden haber identificado a Samyaza con Satanás.

Margolis no aparece en esta imagen ni con el vestuario ni  la caracterización del personaje, por lo que es difícil aventurar qué papel va a jugar en la historia de Noé. Desde luego, es un nuevo aliciente para ver esta película cuando se estrene, en el 2014.

jueves, 13 de septiembre de 2012

"The Master", una dura crítica a la Cienciología

El filme "The Master", el nuevo trabajo del director de "Magnolia" y "Pozos de Ambición", Paul Thomas Anderson, se estrena en unas pocas semanas y ya ha sido presentado en el Festival de Cine de Venecia. Se trata de un drama religioso que muchos consideran una crítica a la poderosa Cienciología.

La esperada nueva película de Anderson, que realiza filmes cada cinco o seis años, llegó precedida por una serie de polémicas y controversias en su retrato de "El Maestro", un personaje encarnado por Philip Seymour Hoffman, y que es en realidad el fundador de la Cienciología.

Ese personaje aparece como un americano intelectual y carismático que se vuelve popular en los años cincuenta gracias a discutibles métodos para salvar a las almas perdidas, entre ellos la hipnosis, la regresión, el revivir el trauma obsesivamente y la creencia de que vivimos desde hace millones de años, todos métodos elaborados con lucubraciones pseudocientíficas.

La película transmite al espectador los sentimientos del protagonista: angustia, rabia, impotencia. Esos mismos sentimientos son los que azotan a Freddie (Joaquin Phoenix), un errático borrachín y ex combatiente de la Segunda Guerra Mundial, que se convertirá en la mano derecha de El Maestro. "Es la historia de un amor entre dos hombres, no tanto como padre e hijo, o amo y esclavo, sino como el amor de sus vidas", explicó escuetamente Anderson.

"El personaje de El Maestro se inspira en efecto en Ron Hubbard, fundador de la Cienciología en la época que retrata el filme: los años cincuenta", reconoció el director, quien confirmó que la película fue vista por Tom Cruise, protagonista de uno de sus filmes más famosos, "Magnolia", y conocido militante de la célebre secta que recluta estrellas de Hollywood. Al parecer, el filme disgustó al actor. "Aún somos amigos. Lo demás queda entre nosotros", subrayó el realizador.

Ciertamente, la película hace una clara alusión a la Cienciología, porque contiene anécdotas y detalles muy similares a la historia de su fundador. La inventada historia de amor no disimula en exceso ese fondo histórico; de ahí la fuerte controversia suscitada por el filme, sobre todo en su duro retrato del culto de la personalidad.

Con la vida de El Maestro, "escritor, doctor, físico nuclear, filósofo y teorético", como se presenta a sus adeptos, el director logra sumergir a los espectadores en el lado oscuro de la psicología humana, en la necesidad de contar con una guía, una familia o una religión como tabla de salvación.

sábado, 8 de septiembre de 2012

Un filme sobre "Caín y Abel" dirigido por Will Smith

Las grandes estrellas de Hollywood siguen buscando su inspiración en las Sagradas Escrituras. Mientras Darren Aronofsky está a punto de comenzar a rodar su «Noé» y mientras varios proyectos sobre Moisés (uno con Spielberg y otro con Ridley Scott) se mueven en el limbo de las preproducciones, ahora es Will Smith el que se fija en el libro del Génesis.

Se trata de la historia de Caín y Abel, el pasaje de la Biblia que, según asegura una información publicada por Deadline, el taquillero actor ha escogido para hacer su debut como director. El desarrollo del proyecto está en manos de Sony y va a ser producido por Overbrook Entertainment, la compañía del propio Smith.

Según Deadline, el proyecto había estado en cartera desde hacía años con el título provisonal de «The Redemption Of Cain» (La redención de Caín) y con Smith comprometido en él, pero inicialmente solo se le contaba como actor y productor. Ahora la suerte de la cinta podría dar un giro de 180 grados al convertirse en el debut como director del protagonista de «Yo, robot», «Alí» y «En busca de la felicidad».

También ha trascendidos que la cinta se rodará en Londres, con algunos exteriores en Marruecos. La producción está fijada para julio de 2013.

No será, sin embargo, el próximo proyecto de «El príncipe de Bel-Air», que ya ha terminado el rodaje de «After Earth», lo nuevo de M. Night Shyamalan, y va a comenzar a filmar «Winters Tale», a las órdenes de Akiva Goldsman.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Warner Bros. producirá una película sobre Poncio Pilato

Según informa la revista especializada Deadline, la productora Warner Bros ha adquirido los derechos del guión de Vera Blasi (guionista de Woman on Top, interpretada por Penélope Cruz) sobre Poncio Pilato. Ya se está seleccionando el director, y parece que se han reunido recursos económicos suficientes para asegurar el proyecto.

El guión narra la evolución de Lucius Pontius Pilatus: de ser un sensible hijo de un caballero romano a convertirse en un feroz soldado que llega a general y asume responsabilidades políticas bajo el emperador Tiberio. Esperaba ser nombrado gobernador de Egipto, pero le cae en suerte Judea, donde su destino se cruzará con el de Jesús, un Hombre inocente al que entregará a la masa para evitarse problemas.

Como gobernador, aparece como un hombre incapaz de comprender las devociones populares ni el odio de los judíos hacia los ocupantes romanos, algo que le conducirá a decisiones catastróficas. El guión contiene muchos giros inesperados, y combina fondo histórico, intriga política y ficción dramática, con reminiscencias de Braveheart y Gladiator. Según Deadline, Vera Blasi "ha intentado comprender las motivaciones de Caifás". Mike Fleming, que firma la noticia, explica que la guionista, educada en la Fe católica, siempre había sentido curiosidad por Poncio Pilato y eso le llevó a estudiar su figura durante diez años.

En el guión, el 80% del relato son hechos históricos y el resto licencias dramáticas: "Los hechos los he tomado de los libros de historia romanos y judíos y de los cuatro Evangelios, y luego he tenido que especular para entender el carácter de Pilatos y su dilema. Si lo miras desde la perspectiva de un gobernador romano, el personaje permite una investigación sobre la política en Judea bajo la ocupación romana", confiesa Blasi.

Actualmente también está en marcha la producción de una película sobre Noé, que contará con las interpretaciones estelares de Russell Crowe y Anthony Hopkins. (Religión en Libertad)

miércoles, 1 de agosto de 2012

Continuamos en septiembre...

Hoy comienza el mes de agosto: un mes para salir un poco de la rutina diaria y descansar un poco. Eso es lo que yo voy a hacer en este mes de vacaciones: descansar. Pero descansar no quiere decir tumbarse a la bartola, ver pasar los días sin hacer nada. Ese es el camino más fácil para llegar al aburrimiento máximo. Descansar es hacer algo diferente, a la vez que se reponen las fuerzas.

Yo procuro hacer como mis mejores alumnos. Ellos hacen prácticas –trabajan en periódicos o emisoras de radio, en agencias de publicidad o productoras audiovisuales- para completar lo aprendido durante el curso: para practicar lo que, de modo teórico, han aprendido en todo el año. Es una idea estupenda. Yo voy a aprovechar las vacaciones para seguir un curso intensivo durante tres semanas: para ponerme al día en los temas profesionales y en otros que me interesan. Os deseo lo mismo: un verano enriquecedor, relajante y fructífero.

El blog seguirá abierto, pero no habrá nuevas entradas hasta el 1 de septiembre. En este tiempo podéis hacer búsquedas, a través de las etiquetas de la barra superior o del buscador de arriba a la derecha, para releer algunas de las entradas más interesantes.

También os dejo un libro para las largas tardes de verano: Cómo se hicieron las grandes películas. Lo escribí para enseñar a disfrutar el buen cine: el cine con valores, tanto clásico como moderno; por eso tiene una idea de fondo muy cercana a la que trato en este blog. Podéis encontrar más información en este enlace.

¡Nos vemos en septiembre!